16 nov 2018 | Actualizado: 00:00
Una diputada sanitaria sella la paz entre Iglesias y Errejón
Mónica García en su despacho de la Asamblea de Madrid.
Mar 26 diciembre. 15.40H
La labor parlamentaria de Mónica García como portavoz de Sanidad de Podemos es la Asamblea de Madrid no ha pasado desapercibida. Elogiada incluso desde fuera de su partido por su labor incansable de azote sanitario del Gobierno madrileño, la dirección regional de la formación morada ha decidido ponerla al frente del Grupo Parlamentario, nombrándola presidenta del mismo. Este movimiento se interpreta como un paso más en el aterrizaje de Íñigo Errejón. García es cercana al futurible candidato a la Comunidad de Madrid y con su nombramiento –acordado entre los sectores pablistas y errejonistas– se da más peso a estos últimos en la ejecutiva madrileña que preside Ramón Espinar. En segundo lugar, se corta el paso al sector anticapitalista, después de sus últimos desplantes a los sectores mayoritarios de Podemos por sus posiciones extremistas sobre Cataluña o sobre la gestión del Ayuntamiento de Madrid. Parece que solo hacía falta una cosa para que los dos sectores que se enfrentaron en Vistalegre II se reconciliasen: tener un adversario interno común. Por último, parece que la Sanidad, que con esta médica ha tomado protagonismo en la oposición al Gobierno de Cifuentes, mantendrá un papel predominante en la futura campaña electoral de Podemos...
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.