Ximo Puig: "Un Centro Estatal de Salud Pública es clave para coordinarnos"

El presidente de la Comunidad Valenciana explica a Redacción Médica su visión de lo acontecido en la crisis del Covid-19

Ximo Puig, presidente de la Comunidad Valenciana.
Ximo Puig: "Un Centro Estatal de Salud Pública es clave para coordinarnos"
mié 24 junio 2020. 18.45H
Con la colaboración de
Ximo Puig es el presidente de la Comunidad Valenciana y eso significa que gestiona una de las autonomías que, en plena desescalada y a punto de abrir los aeropuertos, mayor número de turistas extranjeros reciben. 

En esta entrevista para el especial Lecciones Covid-19 de Redacción Médica, el presidente de la Generalitat valenciana ha analizado la capacidad de gestión de este riesgo de rebrote del coronavirus por casos importados, así como todos los retos, dificultades y aciertos que se han producido en la gestión de esta crisis sanitaria sin precedentes en el último siglo.

¿Cuáles son los aciertos y errores que considera que se han cometido durante esta crisis?

Es complicado hablar de aciertos y errores ante una crisis sanitaria tan extraordinaria que no tiene precedentes en nuestra historia reciente. Y que ha tenido un doloroso coste en vidas humanas, además de un enorme impacto económico y social.

Si echamos la vista atrás y con toda la información que tenemos ahora, es evidente que nadie fue capaz de advertir con antelación suficiente la gravedad y la dimensión de lo que se nos venía encima, así como las implicaciones humanas, económicas y sociales que ha provocado la pandemia. Ni desde el ámbito político, ni del científico.

Ahora bien, sí es cierto que la Comunitat Valenciana había hecho los deberes en los últimos años en lo que respecta a su apuesta por reforzar el sistema sanitario público y de servicios sociales.


"Nadie, ni en política ni desde la ciencia, fue capaz de ver la gravedad de lo que nos venía"


En los últimos cinco años, hemos sido la autonomía que más hemos aumentado este gasto: un 20,5%, es decir, 6,3 puntos más que la media española. Y ello, a pesar de partir de una situación de desventaja, ya que el actual modelo de financiación penaliza a la Comunidad Valenciana y la sitúa en el último lugar en ingresos por habitante. Es decir, a pesar de recibir, en términos relativos, menos fondos que el resto de autonomías, hicimos el esfuerzo de destinar más a sanidad.

El peso de la lucha contra la enfermedad ha descansado y descansa sobre el personal sanitario, muchas veces en condiciones realmente complicadas.  Nos han dado una enorme lección de profesionalidad y humanidad. Pero, con toda la modestia, creo que este esfuerzo en aumentar el gasto sanitario nos ha permitido hacer frente al impacto de la crisis en mejores condiciones que si no hubiéramos incrementado la inversión. De hecho, a pesar de la dureza de la situación, los principales indicadores en la Comunitat Valenciana -la tasa de contagio o de mortalidad, por ejemplo- se han mantenido muy por debajo de la media estatal.

Otro de los aspectos en los que hemos trabajado intensamente ha sido en establecer canales seguros y eficaces de aprovisionamiento de material sanitario, incluso en los peores momentos de colapso de los mercados internacionales. Creamos la figura de la comisionada para la coordinación de los suministros de la Generalitat frente al coronavirus para centralizar las compras y agilizar los procedimientos. Gracias a ello, hemos adquirido más de 1.000 toneladas de productos, buena parte de los cuales se han importado de China a través de la operación de compras, transporte y logística ‘Ruta de la Seda’, un pasillo aéreo y marítimo que nos ha permitido  gestionar y planificar ordenadamente la adquisición de productos sanitarios. De hecho, en estos momentos, entre el material almacenado y el encargado, tenemos garantizados los suministros sanitarios básicos para los próximos seis meses.


"Hemos creado canales seguros de aprovisionamiento de material sanitario incluso en los peores momentos de colapso de los mercados"


Además, siempre hemos tenido muy presente que nos encontrábamos ante un reto colectivo que teníamos que hacer frente entre todos. Por ello, el acuerdo, el diálogo, la búsqueda de consensos y la transparencia han sido la prioridad en cada paso que hemos dado como Gobierno. Ahora, de cara a una normalidad mejorada en la Comunitat Valenciana, desde la Generalitat hemos impulsado un gran acuerdo de recuperación que se apoya en cuatro pilares.

Por un lado, contamos con un espacio de debate político, que tiene lugar en la comisión para la reconstrucción que se ha creado en las Corts Valencianas y para el que encargamos al Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas un documento que sirviera de base de los trabajos. A este hay que sumar el pacto social que se celebra en el marco del diálogo social; un tercer lugar de encuentro reservado al ámbito interinstitucional, en el que buscamos consensos con los representantes del entorno local; y un cuarto pilar, de carácter transversal, en el que sumamos las aportaciones de la sociedad civil y el tercer sector.

Ante una crisis similar futura, ¿qué medidas deberían adoptarse ya de forma preventiva en cuanto a recursos humanos, recursos materiales, y gestión/organización?

Ante una crisis sanitaria como la provocada por el coronavirus estamos obligados a sacar conclusiones de cara al futuro. Quizás la principal sea que es prioritario mejorar y reforzar el sistema sanitario público, en especial, la red de atención primaria, con medidas no solo de carácter preventivo ante una nueva crisis, sino también de forma estructural. En la Comunitat Valenciana ya nos hemos puesto a ello.

Recientemente hemos anunciado un ambicioso plan de impulso de la telemedicina, que ya hemos activado. Aunque la telemedicina nunca va a sustituir el trato personal del sanitario con el paciente, hay que aprovechar todas las ventajas que ofrecen las tecnologías de la información y la comunicación para poder realizar determinadas consultas -especialmente la segundas y terceras consultas- en condiciones de seguridad y de forma más ágil.


"La telemedicina nunca va a sustituir el trato personal del sanitario pero hay que aprovechar las tecnologías"


Este actuación implica un salto tecnológico, como la instalación de forma inmediata de 2.000 puntos de teleasistencia en los centros de salud de la Comunitat Valenciana y la dotación de equipamiento tecnológico (webcams, equipos informáticos fijos y portátiles, software para videollamadas), pero también consiste en la puesta en marcha de distintas medidas organizativas que ya estamos adoptando.

Asimismo, nos hemos dado cuenta de la importancia de contar con reservas estratégicas de material esencial en cantidad suficiente para dar una respuesta rápida a las necesidades que se plantean ante crisis sanitarias u otras emergencias similares. En estas situaciones, de forma súbita, la demanda se dispara y hemos visto que es extraordinariamente complejo cubrir las necesidades en el mercado en estos días. Por ello, vamos a instalar almacenes repartidos en distintos puntos de la Comunidad Valenciana para estar preparados en el caso de rebrotes o futuras crisis sanitarias.

Relacionado también con el abastecimiento de productos sanitarios, la crisis ha evidenciado que es básico tener un tejido empresarial local, de proximidad, que garanticeun mínimo de producción de material sanitario básico y no nos haga depender exclusivamente de los mercados exteriores. A este respecto, hemos impulsado desde la Generalitat acuerdos con firmas locales del sector textil para que produzcan batas o mascarillas. E incluso equipos de tecnología avanzada como respiradores invasivos, que hemos encargado a las empresas Temel y Power Electronics, y ya nos están sirviendo.

¿Cree que cambiará la gestión que hace Presidencia de la Consejería de Sanidad tras esta epidemia?, ¿de qué forma?, ¿considera prioritario un pacto por una mayor inversión en sanidad?

Como ya le he comentado, la Comunidad Valenciana ha hecho el mayor esfuerzo de todas las comunidades autónomas en incremento de gasto en sanidad de los últimos años.

¿Es suficiente?, no. Pero no se nos puede exigir seguir haciendo este esfuerzo mientras se mantenga la infrafinanciación estructural que sufrimos los valencianos y las valencianas. Tenemos exactamente las mismas obligaciones que las otras comunidades autónomas pero disponemos de menos recursos para gestionar los servicios básicos fundamentales, entre los que se encuentra la sanidad.


"Quiero incorporar el aumento de inversión en sanidad al pacto de recuperación de la Comunidad Valenciana"


La prioridad para el Gobierno valenciano es que, cuanto antes, se apruebe un nuevo modelo de financiación que nos permita contar con los mismos recursos que el resto de ciudadanos españoles para garantizar la prestación de unos servicios básicos fundamentales de calidad en igualdad de condiciones que el resto de autonomías.

Además de ello, sería deseable un pacto de Estado para aumentar el gasto en sanidad pública en España, y pasar del 6% del PIB actual al 7% en los próximos años. Y que ese incremento fuera finalista y se tradujera en recursos directos para las comunidades autónomas.

La crisis del coronavirus nos ha mostrado la importancia de contar con un sistema de salud público robusto, con una buena organización y gestión, y dotado adecuadamente de recursos personales y materiales. Tenemos que reforzar toda la red asistencial, no solo para hacer frente a rebrotes o nuevos episodios pandémicos, sino para poner al sistema sanitario público a la altura de sus profesionales.

El aumento de inversión en sanidad es imprescindible, y mi intención es que esta medida se incorpore en el pacto por la recuperación en la Comunitat Valenciana.

¿Cree que sería oportuno un debate no sobre la centralización de la sanidad sino sobre una mejor coordinación de los servicios de salud autonómicos o, al contrario, se ha demostrado que funcionan mejor si se les deja actuar sobre el territorio que dirigen?

Sinceramente, creo que, en términos generales, la cogobernanza ha funcionado a lo largo de los últimos meses. La reunión semanal de la Conferencia de Presidentes ha sido un foro muy útil para poner en común aspectos que nos afectaban a todas las autonomías y, además, ha servido para establecer un canal de comunicación directo con el presidente del Gobierno. De hecho, creo que sería muy positivo, y así lo he planteado, institucionalizar estos encuentros, así como todas las conferencias sectoriales, como el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, para dar continuidad a este mecanismo de enorme utilidad en un estado autonómico como el nuestro.


"La cogobernanza ha funcionado estos meses y la Conferencia de Presidentes ha sido un foro muy útil"


También en el espacio sanitario la relación ha sido muy estrecha entre las consejerías y el Gobierno, tanto en el seno del Consejo Interterritorial del SNS, como en encuentros bilaterales y reuniones técnicas.

¿Hay margen de mejora? Por supuesto. Por ejemplo, con la puesta en marcha de un Centro Estatal de Salud Pública que nos permita una mejor coordinación y estar mejor preparados ante crisis de salud pública como la del coronavirus. Creo que esta es la clave en un estado descentralizado como el nuestro: competencias autonómicas y coordinación por parte del Estado.

¿Qué reflexión le merece la experiencia de haber integrado durante semanas a la sanidad pública y privada en un mismo ente de gestión y participación?

En situaciones de la gravedad de una crisis sanitaria como la provocada por el coronavirus, toda ayuda es necesaria y es preciso coordinar todos los recursos. Desde el primer día hemos encontrado la colaboración del sector privado, y hemos reforzado nuestra capacidad asistencial con las camas críticos y agudos que nos han proporcionado, lo que agradezco.

Pero mi agradecimiento se dirige también a otros ámbitos de sector privado que nos han dado todas las facilidades para poner a nuestra disposición sus capacidades. Es el caso, por ejemplo, de las compañías hoteleras que nos han cedido sus instalaciones para alojar a pacientes leves o para destinarlas al descanso del personal sanitario. O las empresas de transporte que nos han ayudado en cuestiones de logística, u otros sectores que también se han puesto a nuestra disposición.

Ustedes son de las Comunidades que más turistas extranjeros reciben cada año, ¿qué medidas van a establecer para un correcto control de la pandemia para que, por la llegada de estas personas, no haya un riesgo mayor de rebrote?

La Comunitat Valenciana será también este verano un destino turístico de calidad con extraordinarias playas y calas preparadas para recibir a todos los visitantes que elijan pasar unos días con nosotros como lugar de descanso o para disfrutar de la enorme variedad de la oferta gastronómica, cultural, deportiva o de turismo de interior de nuestro territorio.


"Vamos a contratar a 1.000 jóvenes para ser asistentes de turistas que den información sobre las normas de seguridad"


La única diferencia respecto a otros años es que vamos a hacer un esfuerzo para priorizar la seguridad sanitaria y la salud de las personas. Por eso, vamos a garantizar a todas las personas que nos visiten este verano, nacionales y extranjeras, una experiencia turística de calidad, como siempre, pero también segura. El lema de nuestra campaña resume esta idea con un mensaje bien claro: ‘Mediterráneo en vivo y seguro’.

Ya estamos trabajando en esta dirección con distintas medidas. Una de ellas consiste en contratar a 1.000 jóvenes entre 18 y 30 años para que actúen como ‘asistentes de turistas’ en las playas durante los meses de julio, agosto y parte de septiembre. Ellos serán los encargados de proporcionar información sobre las normas de seguridad y protección que habrá que cumplir para hacer compatible el disfrute de las playas y la salud de las personas, es decir, cuestiones relacionadas con el control del aforo o la señalización de los accesos de entrada y salida, por ejemplo.

Pero este trabajo, el de la seguridad en el entorno del turismo, se desarrolla a distintos niveles: el de la Administración local, la autonómica, la estatal y la europea, en el caso del turismo internacional. Por eso, he venido planteando desde hace algún tiempo la necesidad de establecer un protocolo único europeo para atraer y dar garantías al turista internacional que confía y quiere acercarse a la Comunitat Valenciana.

Vamos a poner todo de nuestra parte para que, pese a las circunstancias particulares de este año, el verano mantenga la esencia y ese sabor especial que tienen los veranos en la Comunitat Valenciana. Y estoy convencido de que así será. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.