21 nov 2018 | Actualizado: 13:15

Talidomida y violencia de género, la prioridad en inspecciones de Sanidad

La Consejería ha presentado su nuevo plan de inspección de servicios sanitarios para 2018

Carmen Montón, consejera de Sanidad de la Comunidad Valenciana.
Talidomida y violencia de género, la prioridad en inspecciones de Sanidad
mié 18 abril 2018. 11.00H
Redacción
La Comunidad Valenciana ha aprobado el plan de inspección de servicios sanitarios de la Consejería de Sanidad para el año 2018 que se estructura en diferentes áreas y programas. El primero al que se hace referencia en la resolución publicada este miércoles en su boletín autonómico es la de inspección de normas de buena práctica clínica en investigación con el fin de garantizar que los ensayos de medicamentos en seres humanos se realicen respetando los derechos de la ciudadanía.

También recoge el derecho a garantizar la adecuada atención a las personas afectadas por talidomida, haciendo un seguimiento de las solicitudes para la remisión al Ministerio de Sanidad. Asimismo, se realizará una inspección de la atención prestada a estas personas afectadas por talidomida.

En cuanto a violencia de género, se hará un seguimiento del cumplimiento de la garantía de la no coincidencia de la mujer en situación de violencia de género y su agresor en el mismo cupo médico. También se inspeccionará el cumplimiento de los derechos del menor en caso de desacuerdo paterno respecto a su derivación a salud mental, así como a otras unidades de servicios especializados.

Inspección de concesiones, conciertos y servicios sanitarios

En esta línea, el plan de la Consejería tiene como objetivos analizar las demoras en primeras consultas de atención primaria y especializada en los departamentos en régimen de concesión administrativa, así como una revisión de los flujos de los interdepartamentales de pacientes en las concesiones, entre otros.

También se recoge la inspección de la asistencia sanitaria en centros y servicios sanitarios concertados y no concertados para verificar su cumplimiento, inspeccionar la actividad asistencia en los centros de hemodiálisis, de transfusión, el acuerdo de acción concertada para la prestación asistencia oncológica, evaluar la adecuación a la normativa vigente, etc.

Por último, en este punto se propone la inspección de la asistencia sanitaria en los centros sanitarios que participan en el plan de eliminación de listas de espera para hacer un seguimiento de estos y del propio plan.

Otros puntos del plan

El plan presentado por la Consejería de Sanidad también incluye la inspección del uso de las prestaciones sanitarias para las ortoprotésicas, oxigenoterapia y terapias respiratorias domiciliarias y el transporte sanitario en los diferentes departamentos de salud. Por otro lado, también recoge la responsabilidad sanitaria para garantizar la emisión de los informes técnicos sanitarios en un tiempo y nivel de calidad adecuados para la resolución de la solicitudes.

El departamento del que es titular Carmen Montón también llevará a cabo un seguimiento del plan de actuaciones del convenio 2017-2020 con el Instituto Nacional de la Seguridad Social y el desarrollo de programas para su cumplimiento. Se gestionará, asimismo, la prestación por incapacidad temporal del personal de la Consejería de Sanidad y del personal de administración del Consell y se desarrollarán actividades para la mejora de la gestión sanitaria de la incapacidad temporal.

Por último, se vigilará el cumplimiento de la normativa sobre prestación farmacéutica y el control de la prescripción y dispensación y estudio de las desviaciones detectadas en el ámbito ambulatorio y hospitalario.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.