Redacción Médica
18 de agosto de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Autonomías > C. Valenciana

Sanidad niega que los médicos tengan que ir "en bici" a atender pacientes

La Consejería ha afirmado que "no ha retirado ningún servicio de ambulancia"

Ana Barceló, consejera de Sanidad de la Comunidad Valenciana.
Sanidad niega que los médicos tengan que ir "en bici" a atender pacientes
Redacción
Jueves, 02 de agosto de 2018, a las 14:25
La Consejería de Sanidad ha asegurado que "no ha retirado ningún servicio de ambulancias" y que "los cambios en el nuevo contrato de transporte sanitario "no afectan, en modo alguno, al traslado de pacientes". Por ello, ha subrayado que es "falso que se dejen de atender las urgencias o que peligre la salud de los ciudadanos y ciudadanas".

Así lo ha explicado el departamento que dirige Ana Barceló en un comunicado después de la entrada en vigor del nuevo contrato de ambulancias, que prohíbe el uso de vehículos de Transporte No Asistido (TNA) para el traslado de facultativos en atenciones domiciliarias.

Ana Barceló, consejera de Sanidad, ha afirmado que: "No va a haber absolutamente ningún problema en el transporte de los profesionales, ninguna demora y, en ningún caso, se va a utilizar el transporte en bicicleta", tal y como se estaba denunciando desde los sindicatos. 


Otras alternativas para los sanitarios


La utilización de ambulancias de clase A (no asistidas) para el desplazamiento de pofesionales sanitarios a las visitas domiciliarias "no estaba extendida en todos los departamentos", han señalado desde Sanidad. Por ello, "en la mayoría se optará por otras alternativas disponibles, entre las que figura el pago de complemento por uso de vehículo propio, vehículos de 'renting' o taxis".

"Prioriza" al paciente

En este sentido, Sanidad ha destacado que los nuevos pliegos "priorizan" el transporte de pacientes "sobre cualquier otra necesidad logística", al tiempo que incrementan el número de ambulancias (560 frente a las 474 del contrato anterior), se es "más exigente con los tiempos de respuesta" y se "mejora el equipamiento en todo tipo de ambulancias".

"Movilizar una ambulancia no asistida para un uso diferente al transporte de pacientes puede suponer un menoscabo para el servicio de los pacientes que lo necesitan y aumentar el tiempo de respuesta de los servicios que realmente deben ser atendidos por este contrato. Por eso su uso para otros servicios está excluido salvo causa y autorización expresa", ha insistido la Consejeria.