17 nov 2018 | Actualizado: 16:10

Ribera negocia acoger a los estudiantes 'vetados' en la pública

El CEU, la Católica y la Europea inician su 'plan B' para no dejar sin prácticas a sus alumnos a partir de septiembre

Alberto de Rosa, consejero delegado de Ribera Salud.
Ribera negocia acoger a los estudiantes 'vetados' en la pública
vie 24 junio 2016. 15.00H
@cristinaalcalal
Las universidades privadas de la Comunidad Valenciana ya han iniciado su ‘plan B’ para hacer frente al reciente anuncio de la consejera de Sanidad de esta región, Carmen Montón, de no dar prioridad a los alumnos de Ciencias de la Salud a la hora de hacer prácticas clínicas en el sistema público.

La red de centros privados han comenzado las negociaciones con Ribera Salud, uno de los principales grupos sanitarios privados de la comunidad, para intentar solventar esta situación. En concreto, la Universidad Cardenal Herrera-CEU está negociando con la entidad que dirige Alberto de Rosa el reparto de las prácticas clínicas de sus alumnos, una formación que, antes de esta noticia, realizaban en los hospitales públicos de la Comunidad Valenciana.

Por ello, la universidad privada ha decidido tomar cartas en el asunto y pedir ayuda a la principal gestora de cuatro de los cinco hospitales públicos que actualmente funcionan con gestión privada de la comunidad, con la que ya colaboraba con anterioridad. Pero no ha sido la única. Según ha podido saber este periódico, no solo el CEU está moviendo sus fichas, sino que las otras dos universidades privadas valencianas (la Católica y la Europea) estarían haciendo también lo propio.

En todas ellas, las negociaciones están en una primera fase, por lo que aún no se conoce la fecha de implantación de este acuerdo. “La propuesta está sobre la mesa, pero no podemos avanzar en ella hasta que no tentamos la notificación oficial desde Sanidad”, indica Ribera Salud. No obstante, no se deberían demorar con la decisión, ya que en septiembre los estudiantes de Medicina, Enfermería, Farmacia, Fisioterapia y Psicología reanudan las clases, y deberán tener un centro asociado (público o privado) donde poder hacer sus prácticas clínicas.

¿Podría colapsarse Ribera Salud?

No obstante, la posibilidad de traspasar todos los estudiantes de la privada a Ribera Salud es una decisión que podría colapsar las prácticas clínicas del grupo, por lo que la entidad está valorando con detalle esta iniciativa en función de su capacidad, explican a este medio.

En el último curso, en los cuatro hospitales gestionados por el grupo se formaron 1.565 estudiantes de Ciencias de la Salud (848 procedentes de la privada y 717, de la pública). Enfermería es la disciplina con mayor volumen de alumnos, y es precisamente por eso que Ribera Salud teme ese “colapso”, ya que actualmente está en el 80-90 por ciento de su capacidad para esa rama. Un porcentaje que no tiene por qué variar, ya que la noticia de la Consejería de Sanidad de la comunidad da prioridad a los estudiantes de la pública en el sistema público, pero no en la privada.

El grupo se ha mostrado contrario a romper el convenio de prácticas que tiene con las universidades públicas de la Comunidad Valenciana, donde en algunas regiones –como Alicante- es el primer proveedor.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.