19 nov 2018 | Actualizado: 13:00

Revertir el 'modelo Alzira' es una "guerra política"

La plataforma SanitatSolsUna estima que Carmen Montón está obrando únicamente con criterios "ideológicos"

Javier Sempere, secretario de la plataforma SanitatSolsUna.
Revertir el 'modelo Alzira' es una "guerra política"
lun 06 febrero 2017. 09.15H
J.Roibás
La situación en el departamento de La Ribera debido a la reversión del 'modelo Alzira' ha empujado a alrededor de 200 trabajadores del hospital a formar una plataforma (SanitatSolsUna) con el objetivo de luchar contra los planes anunciados por parte de la Consejería de Sanidad de revertir el modelo de gestión privada de los centros públicos. La plataforma considera que los motivos que impulsan a la Consejería encabezada por Carmen Montón solo atienden a “motivos políticos” y no a los datos referidos a la calidad asistencial o a la eficiencia económica. En una entrevista con Redacción Médica Javier Sempere, secretario de SanitatSolsUna y jefe de la zona básica de Alzira, defiende la creación de la asociación y explica el motivo de su nacimiento.

¿Qué les ha impulsado a crear esta nueva plataforma?

Esta plataforma, en principio, nace de una manera espontánea ante las declaraciones del secretario de Sanidad, ante todas las informaciones que nos llegaban contradictorias... llegó un momento en el que nos planteamos que teníamos que actuar a raíz de lo que nos estaba ocurriendo. Constituimos la plataforma con trabajadores de todo el departamento y en principio la misión era puramente informativa, pero nos hemos dado cuenta de que las cosas cada vez se van intrincando más y al final decidimos tener una mayor cobertura legal y nos constituimos como asociación para poder realizar nuestra actividad con mayor libertad.

El borrador de una de las auditorías de la Sindicatura de cuentas que se filtró indica que el 'modelo Alzira' es más eficiente...

Hoy por hoy la Consejería sigue sin querer sacar estos datos, que los tienen. En esta reversión se barajaron tres argumentos:  el asistencial, el de eficiencia económica y el político. Cuando oyes el argumento asistencial ves que no han podido ir contra él porque tenemos unos indicadores que son públicos. A nivel de eficiencia económica tampoco, como refleja el informe que se filtró de la Sindicatura de Cuentas. Al final, el único argumento que les queda es el político. Frente a este argumento político, la asociación se niega a aceptarlo.

En las Cortes valencianas el secretario de Sanidad comentaba que era un argumento político, que era un tema de ideología. Nosotros pensamos que las ideologías está muy bien tenerlas, pero también hay que tener sentido común y cuando uno es un representante de la Administración elegido por los ciudadanos lo más normal es que ese sentido común y esa ideología vayan destinados al bienestar de los ciudadanos y no en contra solo por un tema ideológico.

¿Considera que los datos dicen una cosa y la ideología otra?

Claro. Que nos digan qué hacemos mal a nivel asistencial o de eficiencia económica con auditorías, con datos reales, con cuentas, con resultados finales... que nos digan la verdad y que nos combatan con eso si es lo que creen, pero no nos pueden decir que es un tema ideológico y que como es un tema ideológico y no les gusta ese modelo pues que lo van a deshacer.

Esta asociación que hemos creado incluye a la población de Alzira, y la población de Alzira no entiende por qué algo que funciona bien, en un sitio donde antes no había nada, y cuando está difrutando de una calidad asistencial superior a la de otros hospitales comarcales, no entiende por qué políticamente se les niega la prórroga (del contrato).

Los profesionales que hemos estado trabajando aquí durante muchos años tampoco entendemos por qué no se puede prorrogar el contrato solo por temas ideológicos o políticos.

¿Cómo cae que Carmen Montón se niegue a hablar de las auditorías?

Cae mal porque al final uno se da cuenta de que en política vale todo y esto es una guerra política. Sale este tema de las auditorías y cuando no salen como uno desea, como la Consejería desearía,  que salieran mal, pues no las publican.

¿Hay mucha inquietud entre los trabajadores?

Hay gente que lleva 18 años aquí trabajando, que se ha desarrollado profesionalmente, y que cuando oye por un lado que todos los médicos tendrán que opositar, que somos médicos de segunda, que somos unos desagradecidos y que todas las plazas tendrán que salir a oposición, y luego por el otro viene la Consejería a disculparse, te dicen otra cosa... la gente está tremendamente inquieta y ese es un motivo por el que apareció la asociación.

Creemos que el 'modelo Alzira' preserva la calidad asistencial y la plantilla. Desde la plataforma SanitatSolsUna nos comprometemos con los asociados a instar a la gerencia de Ribera Salud a mejorar el 'modelo Alzira' con más prestaciones, con más personal. Estamos para su permanencia y para mejorar en todo lo posible.

¿Y qué piensa de los audios de los 'enchufismos'?

Cuando salen los audios de un representante de la Consejería en el departamento de La Ribera hablando de amiguismos y de enchufismos... no voy a cargar especialmente contra este tipo de declaraciones porque obviamente son desafortunadas. Lo que sí que queda patente es que, como poco, nunca deberían haber salido de la boca de un representante de la Consejería. Además, se acrecenta la inquietud (de los profesionales) cuando abre una supuesta bolsa que no sabe si será a partir de la supuesta reversión o si será ya... todo esto nos genera mucha inquietud.

¿Qué piensan cuando desde la Consejería les transmiten mensajes de tranquilidad?

La tranquilidad por parte de la Consejería solo son palabras. Hoy por hoy hay unos servicios en Alzira con una plantilla de trabajadores ilusionados con el modelo y tenemos actualmente lo que queremos, y queremos quedarnos como estamos. Estamos haciéndolo bien, ¿por qué tenemos que cambiar?

Es muy fácil decir que se va a mantener la cartera de servicios, que vamos a aumentar el personal... son todo palabras. Esto es un tema económico y mantener el nivel que tiene el departamento de Alzira es muy costoso.

¿Cómo se compara el 'modelo Alzira' con el meramente público?

Nosotros, aunque somos un hospital de gestión privada, somos un centro de asistencia pública. Por ese motivo nos medimos exactamente igual que el resto de los departamentos de la Comunidad Valenciana, es decir, es la Consejería la que pone unas metas a alcanzar y todos los departamentos se someten a una auditoría periódica para ver si esas metas y esos compromisos asistenciales se han cumplido.

Este año (en referencia a 2016), de los siete primeros departamentos cinco son de gestión privada. De hecho, el Hospital de La Ribera quedó el número uno hace un par de años. Esto indica lo que supone este modelo, hay una calidad asistencial muy marcada y elevada con respecto a otros hospitales comarcales y eso no se puede contradecir porque son datos de la propia Consejería.

¿Tienen pensado hacer manifestaciones?

No nos vamos a quedar como estamos. Esto es una postura contra otra. La plataforma se va a mover con respeto a las libertades individuales de cada miembro. Nuestra acción fundamental está en atraer a los trabajadores del departamento y a la población. Porque la población está en el limbo, oyen pero no saben, y tenemos que decirles claramente que estamos convencidos de que si llega el momento de la reversión, al cabo de unos meses o de un año o año y medio se van a ver privados de  servicios de los que actualmente gozan.

Manifestaciones, paros... son un factor secundario. Probablemente los haya, pero lo que nos preocupa es concienciar a la ciudadanía del departamento de en qué situación estamos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.