22 de febrero de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Autonomías > C. Valenciana

Los médicos valencianos: solo el Ministerio puede prohibir pseudoterapias

"El Colegio no tiene capacidad para validar qué técnicas son adecuadas"

Mercedes Hurtado, presidenta del Colegio valenciano; y Rafael Torres, tercer consejero.
Los médicos valencianos: solo el Ministerio puede prohibir pseudoterapias
Redacción
Viernes, 09 de febrero de 2018, a las 13:00
El Colegio de Médicos de Valencia considera que solo el Ministerio de Sanidad puede prohibir las pseudoterapias. Esta es la respuesta que han ofrecido ante la acusación que recibieron por parte de hasta 56 médicos valencianos, quienes les acusaban de permitir el uso de estas terapias sin base científica por alguno de sus colegiados.

Imagen de la web del médico Rafael Torres donde publicita la técnica.

Imagen de la web del médico Rafael Torres donde publicita la técnica.

En concreto, la queja fue enviada contra Rafael Torres, que además es tercer consejero del Colegio de Médicos de Valencia, quien practica la llamada hidrocolonterapia, que consisten en la introducción de agua por el ano y que publicita a través de su página web. Torres asegura que a pesar de los grandes avances científicos en Medicina y del empleo de costosos aparatos técnicos, siguen aumentado las enfermedades crónicas.

Redacción Médica se ha puesto en contacto con fuentes oficiales del Icomv y han asegurado que: “Es falso que el Colegio de Médicos de Valencia haya ignorado ninguna queja por parte de ningún médico o ciudadanos, se tramitó una queja por los cauces colegiales reglamentarios contra la aplicación de una terapia supuestamente realizada por Torres. Dicha queja no responde a un paciente descontento o con alguna secuela por aplicación de ninguna técnica, sino por una asociación”.

Además, las mismas fuentes han comentado que: “La reclamación fue desestimada porque no se apreció una falta deontológica, ya que el Colegio no tiene capacidad para determinar o validar si estas técnicas, realizadas por médicos, son adecuadas o no. Esto corresponde al Ministerio de Sanidad y en cuando al conocimiento, a las universidades y los centros de investigación, que son los que tienen que determinar la validez o no de técnicas o fármacos que puedan ser empleados en el sistema sanitario”.