Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Autonomías > C. Valenciana

La reproducción asistida de Compromís, éxito en solo una de cada 4 mujeres

El partido valenciano quiere que las técnicas de fertilidad públicas se extiendan a mujeres mayores de 40 años

Isaura Navarro, portavoz de Compromís en la Comisión de Sanidad en las Cortes.
La reproducción asistida de Compromís, éxito en solo una de cada 4 mujeres
J.F.
Domingo, 02 de octubre de 2016, a las 17:50
El grupo parlamentario Compromís ha presentado esta semana una propuesta en las Cortes Valencianas para instar al Consell a que las mujeres de más de 40 años puedan acceder desde la sanidad pública a las técnicas de reproducción asistida. Según ha señalado en un comunicado la diputada y portavoz de Compromís en la Comisión de Sanidad en las Cortes, Isaura Navarro, "la limitación de edad impuesta por el Partido Popular supone un gran negocio para las empresas privadas de reproducción asistida que sí que están dando ese servicio, precisamente porque las mujeres a esa edad todavía son fértiles y la sanidad pública tiene la obligación de garantizar el acceso a esas técnicas".

Agustín Ballesteros, presidente de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), explica a Redacción Médica que “la barrera de la edad es el primer criterio sobre el que se ponen los límites”. En este sentido, existen unos porcentajes medios de éxito de estas intervenciones. “Para mujeres de más de 40 años, lo adecuado es apostar por la fecundación in vitro ya que tiene más posibilidad de éxito”. Así, “en mujeres de 35 o menos años, la fecundación prospera en el 43,8 por cien de los casos. Las de 36 a 39 años ven cómo este porcentaje cae hasta el 36,4 por cien. Ya en las que tienen 40 o más edad, el éxito se logra en el 23 por ciento de las intervenciones”, aclara Ballesteros. Es decir, que según los datos Compromís quiere apostar por invertir dinero público en un proceso que satisface a menos de una de cada cuatro mujeres mayores de cuarenta años que se someten a él.

En opinión de este profesional, “no es descabellado que se invierta en estas técnicas; en la privada hay muchísimas mujeres de estas edades tratándose”. Para Ballesteros, la palpable realidad de que “la maternidad cada vez se retrasa más” es una prueba irrefutable de que se tienen que poner medidas acordes al momento. “Estoy convencido de que hay recursos suficientes para lograrlo”, añade matizando que “cualquier línea estricta es injusta”.