Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:55
Autonomías > C. Valenciana

La Generalitat valenciana advierte del mal uso de lentillas en verano

Se sabe que aumenta la queratitis en el periodo estival

El jefe del Servicio de Ofatlmología del Clínico de Valencia, Antonio Duch-Samper, con otros colegas del departamento en un congreso celebrado en mayo.
La Generalitat valenciana advierte del mal uso de lentillas en verano
Redacción
Sábado, 30 de julio de 2016, a las 17:00
Los especialistas del Servicio de Oftalmología del Clínico de Valencia han aconsejado extremar las medidas de higiene de los ojos en verano en aquellas personas que son portadoras de lentes de contacto, para evitar queratitis bacteriana.

Según han explicado fuentes de la Generalitat en un comunicado, la queratitis bacteriana se corresponde con una de las infecciones que aumentan en los meses estivales debido al mal uso de las lentes de contacto.

De acuerdo con los oftalmólogos, en verano se registran más casos porque se suele hacer un uso inadecuado de este producto como, por ejemplo, bañarse con ellas puestas, no desinfectarlas de forma correcta o no quitárselas para dormir.

Cerca de 200 casos de queratitis por abuso de lentillas

En efecto, solo el último año, han registrado en el Servicio cerca de 200 casos de queratitis por abuso de lentillas durante los meses estivales. De ellos, el 10 por ciento con sobreinfección bacteriana. Si ésta afecta a la parte central de la córnea, al eje visual, cuando éstas curen, lo harán dejando como secuela una disminución en la visión, según han indicado.

En este sentido, han apuntado que es un tipo de infección muy relacionada con el uso de lentillas al bañarse en ríos o en piscinas particulares sin buen tratamiento de mantenimiento, que son las provocadas por amebas, en concreto la acontamoeba.

El jefe del Servicio, el especialista Antonio Duch-Samper, ha informado que “estas infecciones corneales son de extrema gravedad y de muy difícil tratamiento”.

Los síntomas de alerta que apuntan a infección son, en un primer momento, “una sensación de cuerpo extraño o sensación de arenilla que empeora al retirar la lentilla”. Si la infección avanza, “pueden aparecer ya otros síntomas más graves, como el dolor o disminución de visión”.

Frente a estos casos, Duch ha recomendado que el paciente portador de lentes de contacto acuda “inmediatamente” a un Servicio de Urgencias de Oftalmología.

La protección frente al sol es otra de las medidas que los oftalmólogos del Hospital Clínico de Valencia han recomendado para esos meses estivales. “Proteger los ojos del sol y la radiación UV es importante todos los meses del año, pero especialmente en verano cuando pasamos muchas horas expuestos”, ha remarcado.

Además, ha añadido que “no protegerse los ojos frente al sol puede ocasionar problemas a corto plazo, como queratitis, o a largo plazo como el aumento del riesgo de desarrollo precoz de cataratas o de degeneración macular relacionada con la edad”.