21 de julio de 2017 | Actualizado: Jueves a las 22:45
Autonomías > C. Valenciana

La Fe atiende con técnicas endoscópicas a 8.000 pacientes al año

Durante el año 2016, el personal atendió a 353 pacientes en colangiopancreatografías retrógradas endoscópicas

Imagen de una de las ponencias.
La Fe atiende con técnicas endoscópicas a 8.000 pacientes al año
Redacción
Jueves, 18 de mayo de 2017, a las 11:00
El Hospital La Fe de Valencia acoge estos días la V Reunión Internacional de Endoscopia Terapéutica Avanzada, en la que más de 200 especialistas de España, Italia y Portugal abordarán más de 10 técnicas diferentes e innovadoras en esta técnica digestiva. Tal y como ha destacado Vicente Pons, jefe de sección de Medicina Digestiva y responsable de la Unidad de Endoscopias de La Fe, “cerca de 40 ponentes con gran experiencia en distintas técnicas endoscópicas complejas, sobre todo a nivel biliar, realizarán casos en vivo y sesiones clínicas de aplicación de ultrasonografía endoscópica o colangiopancreatografías retrógradas endoscópicas (CPRE)”.

Si bien el papel de la endoscopia digestiva era únicamente diagnóstico en sus inicios, “actualmente se realizan multitud de procedimientos terapéuticos que hace poco sólo podían solucionarse a través de una cirugía abierta”, ha señalado Vicente Pons.

En este sentido, Pilar Nos, directora del Área Clínica de Enfermedades Digestivas del Hospital La Fe, ha señalado las ventajas de la endoscopia frente a las intervenciones quirúrgicas, ya que “la endoscopia es menos invasiva, lo que reduce las posibilidades de complicaciones y el tiempo de ingreso hospitalario. Esto contribuye al buen funcionamiento de la actividad en unidades de referencia, como es el caso de La Fe, en la que el crecimiento exponencial de la demanda de exploraciones endoscópicas y la elevada capacidad terapéutica hace que se considere a la Unidad como un área quirúrgica”.

Actualmente, la Unidad de Endoscopias Digestivas de La Fe atiende alrededor de 8.000 pacientes anuales en diferentes técnicas, tanto diagnósticas como terapéuticas. Concretamente, durante el año 2016, el personal atendió a 353 pacientes en  colangiopancreatografías retrógradas endoscópicas (CPRE), a 92 en cápsulas endoscópicas, a 331 en ultrasonografías endoscópicas (USE). La agenda se completa con endoscopias diagnósticas, gastroscopias, enteroscopias, endoscopias de cribado de cáncer colorrectal y urgencias diversas.

Usos innovadores

La endoscopia digestiva consiste en el estudio del aparato digestivo y en el tratamiento de distintas enfermedades mediante la introducción de un endoscopio por orificios naturales del cuerpo humano, como la boca, en el caso de la gastroscopia y de la colangiopancreatografía retrógrada, o el ano, cuando se trata de colonoscopia.

El endoscopio es un tubo flexible dotado de una cámara y una luz que permite inspeccionar el interior de distintas cavidades del organismo. Cuenta igualmente con un canal auxiliar que permite el paso de distintos instrumentos con los que el especialista en endoscopia puede realizar procedimientos terapéuticos, algunos de ellos de nivel quirúrgico.

Ejemplos para sustituir a la cirugía

Como ejemplo de técnicas que sustituyen a la cirugía y que se abordan en este encuentro internacional, se encuentra un procedimiento de atención a la pancreatitis aguda, una inflamación de páncreas que puede acarrear complicaciones, como la formación de pseudoquistes, debido al cúmulo de secreciones derivadas de la inflamación, que pueden resolverse de forma espontánea o generar dolor, infecciones u obstrucción intestinal. El tratamiento actual para eliminarlo se basa en técnica quirúrgica de drenaje o resección, pero, sin embargo y tal y como se explica en el curso, con la colocación de una prótesis en forma de diábolo por vía endoscópica se puede drenar de forma eficaz la cavidad.

“Las principales ventajas de esta prótesis son, sobre todo, la rapidez del procedimiento, ya que se disminuye el tiempo de colocación, una menor tasa de migración de la prótesis hacia el pseudoquiste u otras zonas, se reducen los efectos secundarios, requiere menos intervenciones para el paciente y además favorece la salida del líquido con mayor celeridad. Por todo ello, supone una opción coste-efectiva más atractiva”, ha explicado el doctor Vicente Pons.

Del mismo modo, durante el curso se realizan resecciones tumorales del colon, un tipo de lesión que por su tamaño o naturaleza maligna eran subsidiarias de procedimiento quirúrgico. Actualmente, se puede completar el tratamiento a través de una resección endoscópica con seguridad y garantía.

Completan el programa ponencias sobre la colangioscopia con Spyglass DS, un endoscopio digital de última generación, que permite visualizar las vías biliares y pancréaticas, así como para hacer procedimientos diagnósticos y terapéuticos en más del 90% de los casos. Este sistema, basado en un endoscopio ultrafino con imagen digital con visión más directa y precisa de los conductos biliares, se introdujo en Europa hace apenas dos años. “El Hospital La Fe es el centro nacional con mayor experiencia en esta técnica, lo que ha permitido atender a pacientes de la Comunidad y de otras autonomías en técnicas diagnósticas y terapéuticas”, ha finalizado el doctor Vicente Pons.