Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 09:00
Autonomías > C. Valenciana

Hacienda alivia la deuda de la sanidad valenciana con el desbloqueo del FLA

Desde 2012, el 60 por ciento de los fondos concedidos a la región han sido destinados a sanidad

Carmen Montón, consejera de Sanidad Pública y Salud Universal; junto a Ximo Puig, presidente de la Comunidad Valenciana.
Hacienda alivia la deuda de la sanidad valenciana con el desbloqueo del FLA
Redacción
Lunes, 06 de junio de 2016, a las 14:45
La comunidad ha conseguido tener acceso al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) del primer y segundo trimestre después de haber presentado un plan de ajuste al Ministerio de Hacienda que ya ha aprobado, por lo que llegará la necesaria liquidez a la región. La semana pasada y dada la complicadísima situación financiera valenciana, su presidente, Ximo Puig, envió una carta a Mariano Rajoy solicitándole que les permitiera acceder al FLA.

Desde 2012, la comunidad ha recibido del Estado central 29.066 millones y solo en 2015 y por el FLA le fueron concedidos 7.299,86 millones de euros. De toda esta cantidad, algo más del 60 por ciento ha sido para pagar la sanidad, el sector que con diferencia se ha quedado una parte más grande. Después están los pagos pendientes, con un 26,2 por ciento; quedando otros sectores públicos esenciales como la educación en un 7,6 por ciento.

Estos esfuerzos, no solo por pagar la deuda sanitaria sino por tratar que el servicio no se devalúe a pesar de las estrecheces, se vio ejemplificado precisamente en el último compromiso del Gobierno para acceder al FLA. Y es que al acuerdo de no disponibilidad de 78 millones el sector sanitario apenas ha padecido un recorte del 0,19 por ciento, ya que se ha reducido presupuesto de otras áreas de la Generalitat.

Aun así, los esfuerzos del Ejecutivo valenciano por hacer caja no se detienen. Hace unos días se sabía que el departamento dirigido por Carmen Montón había calculado una deuda del Estado con la región de 231 millones de euros que se corresponderían con la atención sanitaria especializada dada a personas de otras comunidades entre 2012 y 2015. A ello se suma la inversión en atención a extranjeros de 38,6 millones, a lo que hay que añadir 13,3 millones de tratamiento a pacientes programados (estos, si bien se van a cobrar, aún no se ha hecho el ingreso) y 23,1 millones de asistencia primaria a desplazados de otras regiones.