18 mar 2019 | Actualizado: 19:00

El Hospital de Dénia pone en marcha la Unidad de Rehabilitación Cardiaca

Los pacientes podrán realizar ejercicio físico supervisado por el cardiólogo hasta tres veces por semana

El jefe de Cardiología del Departamento de Salud de Dénia, Alfonso Valle.
El Hospital de Dénia pone en marcha la Unidad de Rehabilitación Cardiaca
mar 28 agosto 2018. 14.05H
Redacción
El Hospital de Dénia ha puesto en marcha la Unidad de Rehabilitación Cardiaca en la que los pacientes de la Marina Alta que hayan sufrido un infarto de miocardio pueden realizar ejercicio físico moderado y de manera supervisada tres veces por semana, en sesiones de hora y media.

Los pacientes incluidos en el Programa de Rehabilitación Cardiaca pasan previamente una prueba de esfuerzo y, en función de la misma, el cardiólogo pauta los ejercicios a ejecutar. Una vez en la sala los pacientes siempre están monitorizados y supervisados por fisioterapeutas especializados, con el apoyo permanente cardiólogos.

La sala de Rehabilitación Cardiaca dispone de tres bicicletas, una cinta para caminar o trotar, un sistema de monitorización y un carro de paradas, junto al material habitual de gimnasio como espalderas y aparatos para llevar a cabo ejercicio isométricos.

Programas de Rehabilitación Cardiaca


Según el jefe de Cardiología del Departamento de Salud de Dénia Alfonso Valle, “existe la falsa creencia de que, tras un episodio cardíaco, no se debe hacer ejercicio físico. El sedentarismo es la actitud más inadecuada. De ahí que los programas de rehabilitación cardiaca gozan de una gran evidencia científica en la reducción de la morbimortalidad de la enfermedad coronaria. Además, el ejercicio de resistencia se debe considerar como parte fundamental para mejorar la calidad de vida de los pacientes que han sufrido un accidente coronario”.

Por eso, añade el Jefe de Cardiología del DSD, “los programas hospitalarios de rehabilitación reducen nuevos eventos en un 20-25 por ciento y además permiten preparar al paciente para la llamada fase III, cuando continúen haciendo deporte de manera ambulatoria, no supervisada”.

La sala de Rehabilitación Cardiaca es una primera fase del tratamiento y, tras dos meses de supervisión por parte de los profesionales sanitarios, el paciente deberá continuar con el ejercicio físico moderado en su domicilio, junto al control de los factores de riesgo vascular como el tabaquismo, la hipertensión, la dislipemia y la diabetes.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.