Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 17:20
Autonomías > C. Valenciana

Diseñan una APP que detecta la fibrilación muscular con un pulsómetro

Carlos Mulet, creador de la aplicación, es especialista de Atención Primera en el Centro de Salud de Gata de Gorgos

Carlos Mulet, facultativo en Atención Primaria.
Diseñan una APP que detecta la fibrilación muscular con un pulsómetro
Redacción
Martes, 20 de febrero de 2018, a las 13:10
Carlos Mulet, especialista de Atención Primaria en el Centro de Salud de Gata de Gorgos, ha desarrollado la primera aplicación (APP)  que, a través de un pulsómetro óptico de uso deportivo, es capaz de detectar la fibrilación auricular. Hasta el momento las extrasístoles, bradicardias y taquicardias se monitorizaban a través de dispositivos muy costosos y complejos, como los holters.

La nueva APP permite controlar el ritmo cardíaco las 24 horas del día con un pulsómetro, conectado vía bluethooth al móvil. “Cuando detecta una anomalía en la frecuencia cardíaca, lanza un aviso en tiempo real a la persona encargada del control o monitorización del paciente; además de una señal de geolocalización”, ha asegurado Mulet.

La arritmia más característica es la fibrilación auricular y es la responsable de la mayor parte de los isctus isquémicos con una prevalencia de 4.4% en la población española mayor de 40 años. Se asocia a una alta mortalidad y morbilidad, y se estima que en España más de un millón de personas presentan  fibrilación auricular, de los cuales más de 90.000 están sin diagnosticar.

Según Mulet: “El ictus isquémico es una patología muy incapacitante y que, una vez instaurada la recuperación es muy insidiosa y complicada. Además, el tratamiento representa un importante gasto económico para el sistema sanitario”.

La aplicación, que forma parte de la tesis doctoral del facultativo de Gata de Gorgos, se ha desarrollado a lo largo de 3 años, junto a estudios clínicos en 350 pacientes y asociada a un algoritmo muy complejo. Arrhytmial, que es su nombre comercial, es totalmente gratuita y en su puesta en marcha han colaborado las universidades de Valencia, Jaume I y Politécnica, también de Valencia.