21 de noviembre de 2017 | Actualizado: Martes a las 14:20
Autonomías > C. Valenciana

Comunidad Valenciana pide a Sanidad que acabe con la homeopatía en Europa

Propone al Ministerio que promueva una modificación que afecte a todos los países miembros

Carmen Montón, consejera de Sanidad Universal y Salud Pública de Comunidad Valenciana.
Comunidad Valenciana pide a Sanidad que acabe con la homeopatía en Europa
Redacción
Jueves, 27 de julio de 2017, a las 13:50
Carmen Montón, consejera valenciana de Sanidad Universal y Salud Pública, ha reclamado "contundencia" y "rotundidad" a la ministra de Sanidad, Dolores Montserrat, para que elimine la condición de medicamento a los productos homeopáticos y así no se puedan comercializar en establecimientos farmacéuticos.

Tres días después de remitir una instrucción sobre esta cuestión a los centros de salud valencianos, Montón ha asegurado este jueves que no ha recibido noticias del Ministerio, por lo que espera que "la ministra dé respuesta con rotundidad" y "se sume a algo muy sencillo: que el Sistema Nacional de Salud (SNS) acoja únicamente las prácticas con evidencia científica y que son garantía de calidad".

Así lo ha aseverado la titular en un desayuno informativo de balance de los dos primeros años de legislatura, preguntada por la carta que dirigió a su homóloga en el Gobierno central en la que pedía la derogación del artículo 50 del RDL 1/2015 que reconoce a los productos homeopáticos la condición de medicamentos.

Además de esta petición, Montón ha insistido en la importancia de que el Ministerio impulse "una modificación en el ámbito europeo" para que la homeopatía no esté catalogada como medicina y, por tanto, no se pueda vender en farmacias. "No hablamos de prohibir, sino de que se le retire la condición de medicamento".

La consejera ha añadido que, en los centros profesionales, la homeopatía se encuentra "al margen de cualquier normativa", por lo que pide a los responsables que "no amparen ni den espacio a prácticas que son pseudociencia".

No a las terapias alternativas

Preguntada por la postura que tomará la Generalitat si tiene conocimiento de cursos sobre terapias alternativas impartidos a personal de centros, Montón ha puntualizado que es algo de lo que ha tenido constancia de que "sucedió en 2014, antes de este Consell", si bien "no debe suceder". "Si tenemos conocimiento de que pasa, lo cortaremos", ha garantizado, para recalcar que, independientemente de quien los organice, no se permitirán en instalaciones públicas.

En cualquier caso, ha subrayado que la iniciativa impulsada esta semana es simplemente "un recordatorio para que no se pierda la objetividad en el SNS y no permita que se permeabilicen cuestiones que son pseudociencias".

La instrucción de Sanitat también pretende lanzar un "mensaje claro" a la ciudadanía, que la homeopatía "no cura porque no está justificada su utilización clínica, no tiene eficiencia científica y está fuera de la cartera sanitaria farmacológica", por lo que "no se prescribe con receta".

Enlace fatal

Carmen Montón cree que la advertencia servirá para que los usuarios "elijan con libertad" y no se produzcan situaciones de "riesgo o incluso desenlace fatal" tras el consumo de productos homeopáticos, "como ha pasado en Europa e incluso en la Comunidad Valenciana".

"Cuando cualquier ciudadano entre en un hospital o un centro de salud debe estar tranquilo, no están obligados a ser expertos", ha reivindicado. Y ha sentenciado que "en sanidad pública, la calidad la da la evidencia científica" porque "si no está demostrado, no tiene sentido".

La titular del departamento autonómico ha recordado así que todos los medicamentos "pasan por ensayos públicos que hablan de eficiencia, seguridad y efectos adversos durante entre diez y 15 años" y, una vez los superan, les sigue un control postcomercialización". Esto, según Montón, "no pasa con la homeopatía, que ha sido aprobada sin indicación terapéutica" y "no ha tenido necesidad de demostrar su eficiencia".