15 nov 2018 | Actualizado: 15:45

"Tenemos serias dudas de que La Ribera mantenga su convenio colectivo"

Los sindicatos desconocen qué capacidad de negociación tendrán los trabajadores tras la reversión

Una de las fachadas del Hospital de La RIbera.
"Tenemos serias dudas de que La Ribera mantenga su convenio colectivo"
mié 29 noviembre 2017. 09.15H
Redacción
Si el actual convenio colectivo del Hospital La Ribera se alcanzó con absoluto consenso de empresa y trabajadores, el futuro del centro no parece tan luminoso. Con la fecha de caducidad del citado convenio a 31 de diciembre de 2018, fuentes sindicales del centro han aclarado a este medio: "Tenemos serias dudas de que La Ribera mantenga su convenio colectivo". Esto se debe a que si bien la Consejería debe respetarlo tras la reversión prevista el próximo 1 de abril, ven complicado que tales cotas de derechos laborales se mantengan cuando Sanidad haya tomado las riendas del hospital y el mencionado convenio ya no sea válido (el 1 de enero de 2019).

"La cuestión está, y nosotros insisto en que tenemos serias dudas, en si se van a poder mantener esas condiciones o si se producirá una nueva negociación del convenio colectivo. Porque claro, este personal se va a subrogar a la conselleria en la figura de personal laboral a extinguir, que es una situación nueva, y habrá que estudiar sus posibilidades", aclaran las mencionadas fuentes.

En este sentido expican que lo que podría ocurrir es que el hospital perdiera su comité de empresa específico para integrarse a nivel regional con el resto de personal de tipo laboral. "Los laborales tienen un comité provincial, que es donde negocian las condiciones", matizan insistiendo en que todavía no se les ha aclarado nada sobre esta cuestión clave para la negociación sindical. Lo que si tienen claro es que a partir de la reversión "toda conquista en materia laboral se deberá someter a los presupuestos regionales".

El convenio laboral actual

El convenio en vigor supuso un hito histórico para la organización por su respaldo unánime por primera vez, de todas las fuerzas sindicales en un momento de incertidumbre económica generalizada y de los propios profesionales ante el anuncio de la consejería de Sanidad de finalización de la concesión en marzo de 2018. En este sentido, el convenio aporta seguridad, estabilidad e incremento salarial para todas las categorías profesionales ya que, entre otras mejoras, la empresa se comprometió a un incremento salarial del 1 por ciento y 2 por cien para los años 2017 y 2018 y a alcanzar un índice de personal indefinido de un 95 por ciento en 2018.

En cuanto a la Jornada laboral, el convenio presenta el aumento de Días de Libre Disposición para toda la plantilla, llegando hasta un total de 9 días en el año 2018, además de consolidarse la jornada intensiva en julio y agosto para el personal de administración y admisión. Asimismo, el acuerdo contempla una cláusula de garantía de mantenimiento de todas las condiciones fijadas en el propio Convenio así como las mejoras individuales fuera de convenio en el caso de producirse cualquier proceso de subrogación hasta la fecha de finalización del IV Convenio. Otro punto destacado del Convenio en la línea de la estabilidad laboral, es el compromiso de la empresa para no ejecutar ningún proceso colectivo de amortización de puesto de trabajo.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.