Redacción Médica
15 de agosto de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 10:00
Autonomías > C. Valenciana

"Estamos satisfechos de haber denunciado la improvisación de la reversión"

La Ribera responde a la desición del TSJCV de desestimar su petición de una medida cautelar urgente

Hospital La Ribera en Alzira, Comunidad Valenciana.
"Estamos satisfechos de haber denunciado la improvisación de la reversión"
Redacción
Jueves, 22 de febrero de 2018, a las 17:30
El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha desestimado la petición de Ribera Salud de establecer una medida cautelar urgente para suspender la reversión de la concesión de Alzira el próximo 1 de abril al entender que "ni concurren circunstancias de especial urgencia ni se aprecian concurrencias de nuevos hechos" a los ya examinados en los tres pronunciamientos anteriores, el último de ellos el pasado 13 de febrero, en los que ya rechazó esta medida.

Ribera Salud ha mostrado en un comunicado su "máximo respeto a la Justicia ante la decisión el Tribunal Superior de Justicia de Valencia de rechazar la petición de paralizar la reversión de la gestión del Departamento de Salud de La Ribera".

En el propio comunicado también se indica que seguirán "trabajando para defender el modelo de colaboración público privada que hemos desarrollado durante 18 años en el Departamento de Salud de La Ribera y que ha dado excelentes resultados como demuestran numerosos estudios, nacionales e internacionales, y la Sindicatura de Comptes de la Generalitat".

Además, aseguran estar "satisfechos de haber cumplido con nuestra obligación y responsabilidad con los pacientes y los profesionales de denunciar la improvisación y falta de planificación con la que la Conselleria de Salud Universal está llevando a cabo el proceso de reversión".

Antecedentes

El TSJCV desestimó el 30 de noviembre de 2017 la solicitud de medida cautelar solicitada por la Ribera Salud y contra esta resolución la concesionaria interpuso un recurso de reposición que también fue desestimado el 12 de enero de 2018. Entonces pidió aclaración del referido auto que también fue desestimado el 13 de febrero de 2018.

La UTE solicitó entonces el 19 de febrero medida cautelar urgente para suspender o retrasar la reversión del servicio público de asistencial sanitaria integral de la Ribera hasta que la Conselleria de Sanidad "no garantizara que la reversión puede producirse sin riesgo vital o afectación a la salud de los pacientes", medida que ha sido hoy desestimada por el TSJCV.