Comunidad Valenciana da respuesta oficial sobre la prescripción enfermera

La Consejería de Sanidad explica a Redacción Médica su versión ante el conflicto generado entre médicos y enfermeros

Ana Barceló.
 Comunidad Valenciana da respuesta oficial sobre la prescripción enfermera
mar 09 julio 2019. 14.40H
La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) de la Comunidad Valenciana y el Sindicato de Enfermería (Satse) de la misma región han publicado sendos comunicados enfrentando sus posturas sobre la puesta en marcha de la 'prescripción enfermera'. Ante el cruce de acusaciones y preguntada por Redacción Médica, la Conselleria de Sanitat Universal y Salud Publica defiende que "no se trata de una lucha entre enfermeros y médicos por ver quién puede o debe prescribir, pues prescripción, en esencia, no hace referencia exclusiva a los fármacos y a ambos colectivos les ampara la ley en cuanto a sus competencias particulares y a los tipos de sustancias y productos a prescribir". 

La resolución dictada por la Conselleria "cumple con la necesidad de desarrollar un ordenamiento jurídico vigente que, en su propia exposición de motivos, expresa la importancia de otorgar esta competencia a los enfermeros para que, en un contexto de marcado carácter colaborativo y con la finalidad de garantizar la continuidad asistencial de sus cuidados y contribuir a mejorar la seguridad de los pacientes, se lleven a cabo actuaciones para fomentar la mejora de la calidad asistencial y la satisfacción de los usuarios por parte todos los profesionales", argumentan desde el organismo, liderado por Ana Barceló

En palabras de la Consellería, la resolución "viene a dar seguridad jurídica a una actividad que las enfermeras ya venían realizando con autonomía profesional, científica y técnica en su campo competencial propio, como es la indicación de apósitos, vendas u otros materiales para el cuidados de las heridas, bolsas de colostomía, de urostomía o pañales y empapadores absorbentes para la incontinencia, productos cuyo uso siempre ha quedado bajo su exclusivo criterio profesional y para cuya adquisición los usuarios necesitaban acudir a un médico a que los prescribiese".

La decisión de dar plena autonomía a los enfermeros y enfermeras para indicar esos productos a los pacientes promovida por el Ministerio de Sanidad, "se ve además ahora ampliada con la opción de indicar el uso de algunos medicamentos que no requieran de prescripción médica", señalan a este medio desde la Conselleria

No existe la 'prescripción enfermera'


La Conselleria reconoce que no existe, como tal, la 'prescripción enfermera': "Cabe recordar que en ningún momento se utiliza este término en la Resolución publicada. No obstante, esta es la 

"La 'prescripción enfermera' es el término que los propios profesionales emplean de forma coloquial"


expresión coloquial y habitual que hace referencia a la competencia para el uso, indicación y autorización para la dispensación de medicamentos y productos sanitarios por los enfermeros que han utilizado los diferentes medios periodísticos y es también la terminología empleada por otras CCAA y entornos donde la acreditación a los enfermeros ya ha sido realizada (Andalucía, Baleares, Canarias, Fuerzas Armadas…). Igualmente, es el término que los propios profesionales sanitarios emplean de manera coloquial cuando se refieren a esta competencia profesional".

En el espíritu de la norma dictada por el Ministerio de Sanidad y ahora ejecutada por la Conselleria de Sanidad, argumenta, "se encuentra el deseo de potenciar al máximo las competencias de todos los profesionales que trabajan para lograr el más alto nivel de salud de nuestra población.

Un contexto social y sanitario como el actual, con altas tasas de envejecimiento, cronicidad y dependencia requiere el fomento de nuevas miradas, potenciar el trabajo en equipo y sumar las competencias de cada uno de los actores para ofrecer a la ciudadanía la mejor atención sanitaria y los mejores cuidados".

Experiencia de otras CCAA


Según señalan a Redacción Médica desde la Conselleria, "los estudios realizados por otras CCAA donde la llamada ‘prescripción enfermera’ ya lleva tiempo implantada (Andalucía, desde 2009, por ejemplo), así como sin duda los publicados en países donde esta actividad prescriptora es una labor ya tradicional de las enfermeras (EEUU, Canadá, Reino Unido, Finlandia, y otros) muestran de forma inequívoca que la medida contribuye a reducir el gasto sanitario".

"No se trata, ni mucho menos, de acusar a los médicos de que sean los responsables del 

"No se trata de acusar a los médicos de que sean los responsables del gasto sanitario"


mismo, en absoluto. El gasto sanitario es y será siendo enorme", defiende Sanidad. "Un factor relacionado con el incremento del gasto en productos sanitarios es la falta de seguimiento y control de la indicación o selección del producto que mejor se adapta a las necesidades de cada uno de los pacientes. En este sentido, la participación y liderazgo de los enfermeros en programas de uso racional de estos productos, permite prever una reducción de todos aquellos productos innecesarios (en tipo o en cantidad) y, por tanto, puede preverse que contribuirá a la utilización eficiente de los recursos", añade.

Acceso a los fármacos


En palabras de la Conselleria, "resulta lógico pensar que el acceso de los ciudadanos a los fármacos que no requieren prescripción médica está sujeto a la posibilidad de un uso inadecuado por falta de control sanitario".

Y añade: "El hecho de que una enfermera habilitada para la indicación, uso y autorización de dispensación de estos productos, con formación en farmacología contrastada, con conocimientos y competencias para realizar una adecuada educación sanitaria y, tal como establece el decreto anteriormente mencionado, acreditado por su experiencia profesional o por su formación adicional, participe colaborativa e integradamente en la indicación, control y seguimiento de los medicamentos no sujetos a prescripción médica, puede contribuir a mejorar el uso de estas sustancias e introducir criterios de utilización más razonables y sanitariamente más seguros para la población que los utiliza.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.