23 de octubre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 11:20
Autonomías > País Vasco

Osakidetza instaura las 'peonadas' en Atención Primaria

La Sanidad vasca pagará 45 euros la hora a los médicos que amplíen su jornada laboral

Dos facultativas del Servicio Vasco de Salud.
Osakidetza instaura las 'peonadas' en Atención Primaria
Redacción
Martes, 18 de julio de 2017, a las 11:30
La amplia demanda asistencial que desborda las consultas de médicos de familia y pediatras ha movido al Servicio Vasco de Salud-Osakidetza a publicar una instrucción llamada "complemento de productividad" con la que pagará 45 euros la hora a los facultativos que voluntariamente amplíen su jornada laboral para "poder atender a los pacientes sin la presión actual". 

Según recoge El Correo, los facultativos de AP recibían hasta 2012 cinco euros por cada paciente que atendían de otro compañero, unas descarga habitual en los meses de verano y que suponía 4 millones de euros anuales a las arcas de Salud, aunque la medida se inhabilitó posteriormente. 

En aquel momento el Sindicato Médico de Euskadi comenzó una campaña de recogida de firmas para que se repusiera un complemento pactado para cubrir las bajas laborales, una exigencia presente desde entonces en cada negociación aunque siempre rechazada por la administración. 

Ahora, ante esta nueva instrucción, la central médica ha mostrado su satisfacción porque además de remunerar el trabajo realizado, "no se obligará a los facultativos que no deseen alargar su jornada y, sobre todo, porque no se limitará exclusivamente a la época estival", según ha declarado al diario Kepa Urigoitia, secretario general del sindicato. 

No todo son logros

El 'pero' está, en su opinión, en que la iniciativa no compense la asistencia obligatoria a pacientes de otros compañeros ausentes, puesto que la instrucción de la directoral general de Osakidetza, María Jesús Múgica, habla de ampliar el horario laboral cuando no se disponga de sanitarios suficientes pero deja en el aire qué se entiende por "suficiente". 

Esta medida de pagar las horas extra no ha sido del agrado de UGT ni de LAB. Esta última la ha calificado de "fraude", puesto que "solo busca contentar a los médicos sobresaturados de trabajo y desmotivados recurriendo exclusivamente al dinero contante y sonante". En la misma línea opina UGT, que reclama puestos estables para las sustituciones y no recurrir a parches", y añade que "los sobresueldos no son la solución al colapso de las consultas ambulatorias".