11 dic 2018 | Actualizado: 16:50

Osakidetza indemniza a dos hombres que contrajeron tuberculosis en Galdakao

Osakidetza reconoce que hubo un "error de diagnóstico" en el paciente que ingresó en la misma habitación

Exteriores del Hospital de Galdakao.
Osakidetza indemniza a dos hombres que contrajeron tuberculosis en Galdakao
lun 06 noviembre 2017. 17.40H
Redacción
El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) tiene previsto indemnizar a dos hermanos que contrajeron tuberculosis en el Hospital de Galdakao. Según ha podido saber El Correo finalmente el Departamento deberá abonar una cuantía de 51.972 euros y no 135.000 como pedían ambos pacientes tras reconocerse la negligencia médica como un “error de diagnóstico”.

A pesar de que se contagiaron pero no desarrollaron la enfermedad, Osakidetza ha aceptado la reclamación de estas dos hombres, uno de ellos fallecido el pasado mes de marzo, que contrajeron la enfermedad en julio de 2014 pero que no llegaron a desarrollarla gracias a un tratamiento que duró seis meses.

Todo ocurrió cuando uno de los pacientes se trasladó a casa de su hermano para acompañarle al hospital cántabro de Valdecilla, donde iba a someterse a un trasplante de pulmón. El hombre, que padecía EPOC, padeció de un neumotórax por el que tuvo que ser trasladado al centro sanitario de Usansolo, donde se recuperó positivamente.

De este modo, el Servicio Vasco de Salud admite que el compañero de habitación, que fue ingresado seis días después por una “neumonía atípica”, sufría de tuberculosis, una enfermedad que le fue diagnosticada a posteriori. Durante su estancia, estuvo acompañado y cuidado por su hermano y ambos abandonaron el hospital contagiados de tuberculosis, una dolencia que finalmente no se manifestó gracias a un tratamiento preventivo.

"Error de diagnóstico"

Tres años después, Osakidetza ha aceptado parte de la reclamación patrimonial al entender que se produjo un “error de diagnóstico” al no confirmar que se trataba de una tuberculosis pasados varios días. Sin embargo, los afectados entienden que es una “grave negligencia por no aplicarse las medidas preceptivas de aislamiento” para el enfermo de tuberculosis, un error que Osakidetza no habría atendido correctamente.

El dictamen fija una indemnización de 16.479 euros para cada uno de ellos por lesiones temporales y por el daño moral sufrido al estar durante el tratamiento en “alarma e incertidumbre por desarrollar la enfermedad”. Y establecer una cuantía de otros 9.516 euros para ambos por los “inconvenientes de medicarse” durante ese período.

Uno de los dos hermanos falleció el pasado mes de marzo a causa de su dolencia, y su hermano  no discute que la causa fuese la tuberculosis. Pero lamenta que “durante los seis meses que estuvimos en tratamiento no pudo recibir un pulmón. No pudo tener esa opción y quizás podía haber tenido en ese tiempo una oportunidad”, relata.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.