27 de mayo de 2017 | Actualizado: Viernes a las 22:30
Autonomías > País Vasco

Euskadi crea un plan de salud centrado en la población gitana

Darpón considera que hay que "lograr mayor conciencia sobre la responsabilidad individual en el cuidado de la salud"

Jon Darpón, consejero de Salud del País Vasco.
Euskadi crea un plan de salud centrado en la población gitana
Redacción
Miércoles, 15 de marzo de 2017, a las 14:10
El Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha puesto en marcha una línea específica de su programa Paziente Bizia-Paciente Activo, dirigida a mejorar la salud de la comunidad gitana en Euskadi. Así lo ha dado a conocer este miércoles el Consejero de Salud, Jon Darpón, al término de una reunión celebrada en Donostia con asociaciones representativas de este colectivo y personas de etnia gitana que han participado en los talleres para formarse como monitores del programa.

El programa Paziente Bizia-Paciente Activo, extendido a toda Euskadi, se enmarca en Osasun Eskola-Escuela de Salud de Osakidetza, que es la que aglutina las diferentes iniciativas orientadas a lograr el empoderamiento de la población: tanto ciudadanía en general, como personas con enfermedad crónica, y también cuidadores.

Según ha explicado el Consejero de Salud, la razón de ser de esta línea diferenciada del programa es avanzar en el objetivo de reducir las desigualdades sociales, que también existen en el ámbito de la salud y, concretamente, en el caso de la comunidad gitana. “No podemos permitir que la esperanza de vida de las personas gitanas se sitúe por debajo de los 60 años, cuando en el conjunto de la población en Euskadi ronda los 80”, ha asegurado Jon Darpón. De ahí que desde el Departamento que dirige “se haya buscado la colaboración y la complicidad de la comunidad gitana, que ha dado como fruto este programa, orientado a lograr una mayor conciencia sobre la responsabilidad individual en el cuidado de la propia salud y cuyo propósito último es subsanar ese desequilibrio social”.

4.500 pacientes y cuidadores formados, 300 monitores

A día de hoy, el programa genérico Paziente Bizia-Paciente Activo impulsado por el Departamento de Salud ha formado ya a casi 4.500 pacientes y cuidadores en Euskadi, donde hay cerca de 300 monitores en activo. Una de sus claves es que se trata de un programa de educación entre iguales. Es decir: los talleres están dirigidos por monitores que también son personas con enfermedades crónicas o cuidadores principales. Eso genera mayor empatía y proximidad, lo que se traduce en implicación de ida y vuelta

Según ha anunciado el Consejero de Salud, el programa se va a extender a otros colectivos concretos, como el orientado a pacientes oncológicos, en cuya puesta en marcha ya se está trabajando desde el Departamento y Osakidetza, con asociaciones como Katxalin o la Aecc.

Además de los talleres para población específica, también se pretende llevar Paziente Bizia-Paciente Activo a sectores determinados, como el ámbito de la empresa, en la línea del acuerdo de colaboración establecido con la Autoridad del Puerto de Bilbao para ofrecer formación a sus trabajadores, jubilados y empresas colaboradoras.