La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, también ha explicado que harán vacunas masivas "cuando haya dosis suficientes"

Covid: Salud terminará de vacunar residencias y primera línea esta semana
Gotzone Sagardui, consejera de Salud del País Vasco.


03 mar 2021. 15.00H
SE LEE EN 2 minutos
La consejera de Salud del País Vasco, Gotzone Sagardui, ha anunciado este miércoles que la vacunación contra el Covid-19 en residencias de mayores o con discapacidad, tanto de residentes como del personal de estos centros, "estará terminada esta semana", así como la del personal de primera línea de Osakidetza, de Sanidad privada, transporte sanitario, personas de más de 100 años.

Durante su intervención en la Comisión de Salud del Parlamento vasco para informar sobre la evolución de la situación epidemiológica y la adopción de medidas, Sagardui ha explicado que el pasado viernes llegaron a a la comunidad 8.000 vacunas de Moderna que deberían haber llegado la semana anterior. En el caso de Pfizer, la cifra asciende hasta las 29.000 dosis, más de las previstas. 

La consejera, asimimso, ha señalado la incertidumbre que supone los problemas de suministro del fármaco de AstraZeneca. "En esta circunstancia es difícil planificar la vacunación más allá de una semana", ha dicho Sagardui, quien señala que el País Vasco vacuna al ritmo que le llegan las vacunas y de momento descarta vacunaciones masivas. 

Respecto a la vacuna de AstraZeneca y su uso en colectivos menores de 55 años, la titular de sandiad recuerda que ese criterio podría modificarse, pero de momento aún no se ha hecho. "Esa indicación en Europa sigue siendo la misma, si eso cambiase a partir de evidencia científica, el criterio se adaptaría en consecuencia", señala.


Vacunación según lo previsto


"A pesar de las incertidumbres se está vacunando según la vacunación pervista, con Pfizer y Moderna por un lado, con AstraZeneca por otro". Con las dos primeras se ha vacunado "a las personas más vulenrables y más expuestas", ha asegurado Sagardui.

La vacunación con AstraZeneca se está desarrollando en los colectivos contemplados, entre ellos Ertzaintza, pisos tutelados, segundas líneas de sanidad privada, farmacias, bomberos, personal de centros educativos públicos y privados, funcionarios de prisiones, inspectores de salud.

La consejera de Salud ha avanzado que "no hay cambios de estrategia" en el proceso de vacunación. Es un proceso muy laborioso que ha de cumplir dos requisitos, el primero es no administrar a colectivos completos a la vez por si hubiera reacciones adversas y hay que hacer compatible la vacunación con la actividad diaria de los diferentes centros a los que pertenecen estos colectivos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.