Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:30
Autonomías > País Vasco

Contagiado de sarampión un bebé que debió ser vacunado hace 8 meses

Según el calendario vacunal de Osakidetza, los niños deben vacunarse contra el sarampión a los 12 meses de edad

Hospital Universitario de Cruces, en Bilbao.
Contagiado de sarampión un bebé que debió ser vacunado hace 8 meses
Redacción
Lunes, 16 de abril de 2018, a las 18:40
El departamento de Salud del País Vasco ha confirmado en Vizcaya un caso de sarampión en un bebé de 20 meses que debía haber sido vacunado hace 8 meses, según el calendario vacunal de Osakidetza que fija la edad para administrar esta vacuna en 12 meses. Según ha explicado el departamento, este caso está relacionado con el brote ocurrido recientemente en Navarra.

El Gobierno ya ha aplicado las medidas de aislamiento para evitar nuevos contagios y se están llevando a cabo los estudios de contacto y se están tomando "las medidas necesarias" con las personas que han tenido relación con el caso.

Desde el año 2012, no se había detectado ningún caso de sarampión en el País Vasco. Sin embargo, el servicio vasco de Salud ha explicado que, "lejos de ser una enfermedad erradicada" y según datos del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), se ha constatado un incremento en toda Europa, donde se han diagnosticado más de 14.000 casos en 28 países.

Períodos de vacunación

El departamento de Salud y Osakidetza han recordado, en este sentido, que los lactantes se encuentran protegidos, en general, hasta los seis o nueve meses de edad, por los anticuerpos maternos, En este sentido, los niños deben recibir la primera dosis de esta vacuna a los 12  meses. En el País Vasco, la vacuna contra el sarampión está recogida en el calendario vacunal infantil y la cobertura de la primera dosis de Triple Vírica (sarampión-paperas-rubeola) es de 96,05% y del 94,7% en la segunda dosis.

Por su parte, la población adulta sana, si no ha sido vacunada ni ha pasado la enfermedad, también puede ser susceptible de ser vacunada frente al sarampión, en función de circunstancias concretas que en todo caso deben ser valoradas por su médico.

Los responsables de Osakidetza han reiterado "la relevancia de la vacunación para prevenir enfermedades infecciosas graves y que pueden tener consecuencias en ocasiones mortales, así como la seguridad actual de las vacunas".