16 dic 2018 | Actualizado: 16:00

"El bonus salarial es justo para el médico que solo ejerce en la pública"

El médico y presidente de Osalde, Juan Luis Uría, entra en el Parlamento Vasco de la mano de Elkarrin Podemos

El diputado de Elkarrin Podemos, Juan Luis Uría.
"El bonus salarial es justo para el médico que solo ejerce en la pública"
mié 19 octubre 2016. 09.00H
@Cristidepedro
En dos días días, el Parlamento Vasco dará el pistoletazo de salida a su XI Legislatura y en él participará por primera vez una marca de Podemos –Elkarrin Podemos, en coalición con EQUO- que con sus 11 parlamentarios se ha convertido en la tercera fuerza con mayor representación en la Cámara vasca.  Entre ellos, hay un médico, experto reconocido en políticas públicas de salud, y hasta ahora presidente de Osalde - asociación por el derecho a la sanidad-  .  Hablamos de Juan Luis Uría, que acaba de pedir la baja como inspector médico de Servicio de Planificación, Investigación y Evaluación del Gobierno vasco para lanzarse a la política.

Este especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública abandonó su planes para trabajar en África en un proyecto de cooperación a cambio de ir en las listas de la formación morada, que finalmente optó por Pili Zabala como candidata a lehendakari.  Esto no desanimó a este sestaoarra de nacimiento pero bilbaíno de adopción, un reconocido defensor de la sanidad pública que no piensa dejar que ninguna interferencia desde Madrid altere el statu quo del Parlamento Vasco. Redacción Médica ha estado con él.

Se da la casualidad de que su partido cuenta con el diputado más veterano, usted, y los más jóvenes. Esto hará que tengan mayoría absoluta en el Parlamento en la Mesa de Edad durante diez minutos el próximo viernes. ¿Es un simbólico buen punto de partida para afrontar esta legislatura?

Efectivamente, soy el más viejo de la Cámara, tengo 63 años y afronto esta legislatura con mucha ilusión. Todo parece indicar que PNV y PSOE pactarán, pero no tienen mayoría absoluta, que sí la podríamos conseguir nosotros con EH Bildu y PSOE, pero más allá de pactos la situación es bastante singular. Los espacios políticos están muy abiertos porque no hay esa estabilidad que garantizaban los viejos partidos,  gracias a la interrupción de Elkarrin-Podemos. Va a ser muy interesante y sobre todo divertido.

¿Qué ha pesado más a la hora de lanzarse a la política y tener que renunciar a todo lo conseguido?

Realmente, siento que estoy en política desde los 16 años. En la facultad de Medicina fui un estudiante muy activo y como profesional he participado en multitud de iniciativas. He tenido que renunciar a la presidencia de Osalde y al Foro vasco por la salud, pero seguiré participando como voluntario, eso seguro. La diferencia es que ahora seguirá haciendo política como parte de un equipo, creo que eso es lo que marca la diferencia, lo que lo hace más bonito.

Participó activamente en el diseño del programa de sanidad de Podemos, a nivel nacional y en País Vasco. ¿Cuál va a ser una de las principales iniciativas de su partido en el Parlamento?

Queremos que la gente y los profesionales opinen sobre cómo funciona Osakidetza, es la única manera de auditar su funcionamiento. Queremos un sistema transparente, en democracia y participativo.

Una de las propuestas de Podemos pasa por la eliminación de la figura del visitador médico. ¿Es consciente de que esto puede levantar ampollas en la industria farmacéutica?

Un visitador médico no puede irrumpir en las consultas, ni en los hospitales. Tengo muchos amigos visitadores médicos y entiendo su trabajo, pero nuestra intención es regular las relaciones de Osakidetza con la industria farmaceútica, a la que por supuesto necesitamos.

Uría quiere regularizar las relaciones con la industria farmaceútica.

Otra de las propuestas de su formación es establecer incompatibilidades pública-privada. ¿Van a incentivar de alguna manera a los profesionales?

Nuestra intención es que todos los nuevos contratos de cualquier categoría, responsables de centros de salud y jefes de servicios impidan ejercer la profesión bajo ninguna otra circunstancia. Está claro que hay que incentivarles y ese incentivo podría pasar por un bonus salarial.

¿Conoce personalmente al consejero Jon Darpón? ¿Cuál es su opinión?

Jon Darpón es una buena persona, encantadora y sensible. Nos conocemos desde hace años y es muy accesible, nuestra relación es bastante cordial. Personalmente creo que es un profesional como la copa de un pino, pero que ha dejado tareas sin abordar, como la gestión de personal, la merma de la calidad de la atención  consecuencia de los recortes, el fortalecimiento de la Atención Primaria y las políticas de Salud Pública.

¿Cree que es necesario acabar con los nombramientos a dedo en el Servicio de Salud y empezar a legislar en este sentido?

Por supuesto, vamos a plantear su independencia. No puede ser que haya 30 personas del PNV como gestores sanitarios y que nos digan “ya aprenderán” porque no se trata de que aprendan, sino de que sean un proceso completamente independiente. Tengo la sensación de que esta legislatura puede ser una ocasión especial para legislar los nombramientos de gestores.

Darpón ha dejado en más de una ocasión la puerta abierta a sacar adelante alguna norma que palíe el decreto de prescripción enfermera si no se deroga desde Madrid. Llegado el caso, ¿se sumarían a su propuesta?

Por supuesto, somos partidarios de eliminar ese decreto que tanto limita la profesión enfermera.

¿Cree que la OPE de Osakidetza de 1.200 plazas va a servir de algo?
No, sólo en parte paliará los problemas de reposición, pero está claro que no es suficiente. Desde 2008, se han perdido 5000 profesionales.

¿Es partidario de una financiación finalista?
Sí, por supuesto. En Salud y en todo.

¿Cree que hay demasiadas interferencias desde Madrid?

Sí, hay demasiadas, sólo hay que sacar a relucir el decreto de prescripción enfermera o el que impide la sanidad universal. Esto va a ser un problema porque Podemos se va a plantar y no se si el resto de formaciones nos seguirán… Lo cierto es que no puede ser, no pueden desorganizar así nuestra política, que ya está consensuada. No es una cuestión de signo político.

¿Qué se le hizo más larga, la legislatura de Urkullu y Darpón o la de Patxi López y Bengoa?

Rafael Bengoa fue un consejero muy innovador, sobre todo en cuanto a las prácticas profesionales y Darpón lo que ha hecho es continuarlas, con algún daño colateral, como el papel de la Atención Primaria.

¿Se imagina ya en la Comisión de Salud?

Es pronto aún, aunque queda poco para que se desvele el misterio. Lo cierto es que Podemos quiere participar y si mi grupo participa, ten por seguro que yo estaré allí.




Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.