13 nov 2018 | Actualizado: 18:50
Autonomías / Navarra

Usuarios de Muface e Isfas deben pagar la atención urgente en la pública

También los de Mugeju, según varias sentencias de los juzgados de lo contencioso-administrativo de Navarra

El Palacio de Justicia de Navarra
Usuarios de Muface e Isfas deben pagar la atención urgente en la pública
vie 30 diciembre 2016. 14.50H
Redacción
Los pacientes de las mutuas Muface, Mugeju e Isfas tendrán que pagar la atención de urgencia que reciban en el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), en virtud de varias sentencias de los juzgados de lo contencioso-administrativo de la comunidad, ha informado la Consejería de Sanidad.

Los fallos resuelven varios recursos interpuestos por el Igualatorio Médico (IMQ) debido a que el SNS-O cobró a esa entidad privada las asistencias en urgencias a pacientes de esas mutuas, dado que los funcionarios pertenecientes a los regímenes especiales de Muface, Mugeju e Isfas optan cada año entre ser atendidos por la sanidad pública o un seguro privado y, en caso de elegir la segunda opción, la prestación de la asistencia sanitaria en Navarra se realiza a través del IMQ.

Las sentencias estiman la reclamación de IMQ y anulan la facturación de estas asistencias, por entender que en estos casos el pago corresponde al propio paciente.

“El SNS-O había empezado a facturar a IMQ la prestación de la asistencia sanitaria que viene ofreciendo a mutualistas asegurados con esta entidad en los servicios de urgencias por entender que era esta aseguradora la que debía resarcir el gasto que supone para el sistema público de salud atender a estos pacientes, dado que cobra por la prestación de ese servicio”, reza el comunicado de la Consejería de Sanidad.

Sin embargo, las sentencias emitidas recientemente apuntan que es el paciente el que debe responder a ese pago debido a que ha acudido al sistema público “sin el preceptivo conocimiento y la autorización de IMQ”. En ese sentido, el SNS-O se ha puesto en contacto con las mutualidades afectadas y con IMQ para que avisen a los usuarios y evitar así que los pacientes se topen con cobros directos indeseados.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.