Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 15:30
Autonomías > Navarra

Navarra refuerza la atención a menores con daño cerebral adquirido

Con un nuevo programa que se centra en el trabajo multidisciplinar y el abordaje terapéutico integral

Fernando Domínguez, consejero de Salud de Navarra.
Navarra refuerza la atención a menores con daño cerebral adquirido
REDACCIÓN
Jueves, 04 de enero de 2018, a las 10:55
El Servicio Navarro de Salud (SNS) ha reforzado el programa de atención al Daño Cerebral Adquirido Infantil del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), con medidas de mejora de la coordinación entre los diferentes recursos sanitarios, educativos y sociales existentes y la incorporación de una nueva psicóloga clínica, según ha informado el Gobierno foral.

Unos 60 niños navarros podrán beneficiarse cada año de este programa, dirigido a aquellos menores que han sufrido una lesión cerebral súbita entre el día 28 después del nacimiento y los 16 años de edad, con afectación estructural y/o funcional.

El nuevo programa se centra en el trabajo multidisciplinar y el abordaje terapéutico integral. Engloba valoraciones de nuevos profesionales y crea un espacio de comunicación entre ellos, en beneficio de la atención a este colectivo de pacientes. De esta forma, profesionales procedentes de distintas áreas (Neuropediatría, Rehabilitación, Psicología Clínica/Psiquiatría, Fisioterapia y Trabajo Social) trabajarán desde una perspectiva biopsicosocial y de forma coordinada para dar atención sanitaria tanto a los niños con daño cerebral adquirido como a sus familias.

Este programa específico para el DCAI facilitará la incorporación de los últimos avances en esta área y potenciará el desarrollo de procesos de rehabilitación en torno a la globalidad del niño afectado, su familia y su marco comunitario. El objetivo es lograr que el paciente recupere la máxima capacidad funcional posible.

Para el establecimiento y consecución de los objetivos rehabilitadores, el programa contempla la coordinación interdisciplinar entre distintos profesionales del ámbito sanitario, unida a la comunicación y trabajo conjunto con otros agentes terapéuticos intervinientes desde organismos dependientes de los departamentos de Educación y Derechos Sociales, como el Centro de Recursos de Educación Especial de Navarra (CREENA) o los servicios de Atención Temprana para niños y niñas de 0 a 3 años. Se refuerza así la integración de recursos a disposición de estos pacientes.

Seguimiento continuado hasta los 16 años

Según ha añadido el Ejecutivo, se refuerza la intervención precoz y el seguimiento de estos niños a largo plazo. De esta forma, la atención se seguirá iniciando en la fase aguda del daño, cuando los pacientes se encuentran todavía hospitalizados, y podrá alargarse hasta los 16 años de edad, "garantizándose la continuidad asistencial en esta etapa, previa al acceso de los recursos destinados a personas adultas con daño cerebral adquirido".

El programa se ha ideado basándose en la evidencia científica actual y busca adaptarse al máximo a las necesidades específicas de cada paciente y al momento evolutivo en el que se encuentra. Los planes de tratamiento serán individualizados y ajustados a las necesidades de cada niño y su familia.

El refuerzo realizado es resultado de la apuesta del Departamento de Salud por mejorar la atención en esta área, plasmada en la Orden Foral 48/2015, por la que se creó un Comité de Expertos en Daño Cerebral Adquirido Infantil que realizó un primer trabajo de evaluación de la situación de la atención a esta población en Navarra y estableció las líneas de mejora.

El seguimiento en la infancia, clave

El DCAI es el daño producido en el cerebro con posterioridad al nacimiento que provoca un menoscabo de la salud y la calidad de vida de quien lo padece. Las causas más importantes son los traumatismos craneoencefálicos (TCE) y los accidentes cerebro-vasculares (ACV), pero otras lesiones del cerebro como tumores, infecciones cerebrales, anoxias también son capaces de producirlo. Considerando que el cerebro es el órgano de control de todas las funciones vitales del organismo humano, las lesiones que se produzcan en él pueden afectar a cualquier función del organismo en forma de secuelas físicas, psíquicas o sensoriales.

En el caso de la infancia, se ha de tener en cuenta que el cerebro está en su etapa más crucial del desarrollo, por lo que algunas de las manifestaciones del DCAI podrán aparecer de forma tardía a la lesión, cuando se van activando las áreas cerebrales durante el desarrollo neuronal en la infancia y adolescencia. Este hecho incrementa la complejidad diagnóstica, así como una necesidad de un seguimiento más prolongado para poder afrontar la gran dimensión del problema, ha añadido el Gobierno en su nota.