22 de febrero de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Autonomías > Navarra

El Parlamento navarro se opone al copago sanitario en residencias

El Gobierno presentará en seis meses un informe sobre la situación actual de las tarifas de sus usuarios

Parlamento de la Comunidad Foral de Navarra.
El Parlamento navarro se opone al copago sanitario en residencias
Redacción
Jueves, 01 de febrero de 2018, a las 12:30
El Parlamento navarro ha instado este jueves al Gobierno Foral a presentar en el plazo de seis meses un informe sobre la relación entre los costes sanitarios y las tarifas que pagan los usuarios de las residencias y a continuación a eliminar el copago en prestaciones sanitarias en distintos servicios residenciales.

La petición de este informe ha sido apoyada por todos los grupos, mientras que la propuesta de eliminar el copago ha salido adelante sin el visto bueno de UPN que se ha abstenido, y del PPN que ha votado en contra.

La moción ha sido defendida por la parlamentaria de EH Bildu, Asun Fernández de Garaialde, quien la ha justificado argumentando que actualmente "una persona dependiente que está en su casa tiene la atención sanitaria gratuita, pero si está en una residencia tiene que pagar por esa atención, tiene un copago".

Es por esto que ha abogado por "eliminar una situación injusta como es el copago sanitario que existe a día de hoy en servicios como residencias, centros o pisos de personas con discapacidad".

Situación actual de las residencias

Para llegar a eso quieren que primero se aclare cuál es la situación en todas las residencias en relación con el coste de los distintos servicios, relacionadas con prestaciones sanitarias, así como la repercusión en las tarifas que pagan los usuarios. A partir de ahí que "se elimine el copago sanitario, porque la sanidad es un servicio universal y gratuito", ha sostenido.

"Una persona dependiente en su casa tiene atención sanitaria gratuita, en residencia, paga por esa atención"



La regionalista María Carmen Segura ha considerado "vacía" la moción ya que "se queda en lo superficial del coste, sin entrar en lo importante que es el derecho a la asistencia sanitaria en igualdad" y ha cuestionado que se pida un informe cuando lo que se debe hacer es presentar la solución. Se ha mostrado en contra de eliminar el copago mientras no se explique cómo se van a atender los servicios.

Por Geroa Bai, Isabel Aranburu ha considerado positivo hacer un informe que aclare la situación real de las residencias y oriente sobre el modelo idóneo a implementar para preservar el derecho a la atención sanitaria de las personas en residencias, en centros sociales.

La parlamentaria de Podemos, Fanny Carrillo, se ha mostrado "totalmente de acuerdo" con lo propuesto que es "un servicio público, gratuito y universal". Ha apostado por una sanidad pública que "no sea sectaria, que no vulnere los derechos humanos".

El PPN a favor del copago

La socialista María Chivite, quien ha considerado que éste es un tema recurrente porque no se le pone solución, aunque todos están de acuerdo, ha insistido en que existe un trato discriminatorio en función de si el paciente está en la residencia o en su casa. "Si se exigen profesionales sanitarios en las residencias el coste debe asumirlo Salud", ha aseverado.

Por su parte el portavoz de I-E, José Miguel Nuin, ha coincidido en la necesidad de analizar la situación de las residencias y que todo lo que tenga que ver con la prestación sanitaria sea gratuita y universal, por lo que ha abogado por buscar fórmulas para eliminar los copagos.

En el turno en contra, aunque ha votado a favor del primer punto, ha intervenido el parlamentario del PPN Javier García, quien se ha mostrado partidario del informe, pero no ha compartido el segundo punto que insta a eliminar el copago. "España goza de un sistema sanitario buenísimo respecto a otros sistemas y eso se debe dejar claro", ha remarcado.