Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:45
Autonomías > Navarra

32 nuevas plazas públicas por la reversión de las cocinas del CHN

Domínguez precisa que el cambio de titularidad se producirá en junio y se traducirá en una mejor calidad

El consejero de Sanidad, Fernando Domínguez.
32 nuevas plazas públicas por la reversión de las cocinas del CHN
Redacción
Martes, 15 de noviembre de 2016, a las 12:20

El consejero de Salud del Gobierno de Navarra, Fernando Domínguez, ha confirmado este martes que la reversión parcial de las cocinas del Complejo Hospitalario de Navarra se materializará en junio de 2017 e implicará la creación de 32 nuevos puestos de trabajo públicos.

El consejero, que ha comparecido en comisión parlamentaria, ha explicado que la reversión tendrá un gasto adicional de 784.000 euros anuales con respecto a la situación actual. "Desde hace unos meses el departamento trabaja en la dirección de la reversión y muestra de ellos son los pasos que se han venido dando", ha asegurado.

Esta reversión implica la creación de 32 nuevos puestos trabajo públicos: nueve cocineros, un bromatólogo, 17 empleaos de servicios múltiples, y 5 auxiliares administrativos. Actualmente, dos cocineros realizan los trabajos necesarios previos a la reversión. "Se está encargando ahora de la elaboración y validación de fichas técnicas de los 156 platos más variantes que componen la oferta en el CHN", ha explicado el consejero.

Está previsto que el CHN asuma la elaboración de la comida y la adquisición de los alimentos, "encargándose únicamente una empresa externa de las labores auxiliares de emplatado, distribución y limpieza". "Se trata de retornar a la gestión de la Administración los puntos clave del servicio con la finalidad de mejorar la calidad de la alimentación de los pacientes", ha apuntado.

Fernando Domínguez ha añadido que "mediante esta reversión el departamento persigue buscar un equilibrio" entre el beneficio global en la atención de calidad al paciente y el coste económico de la reversión parcial. "Con este cambio se busca mejorar la alimentación como elemento esencial de apoyo en muchos procesos de recuperación. Las dietas deben ser consideradas como parte integrante del plan terapéutico", ha apuntado.