09 dic 2018 | Actualizado: 18:30

Guillén advierte a la UCAM: El Reina Sofía y el Morales son de la UMU

Mantiene firme la propuesta de vincular la facultad privada al Hospital Santa Lucía, el Rafael Méndez y el Rosell.

La consejera de Sanidad, Encarna Guillén.
Guillén advierte a la UCAM: El Reina Sofía y el Morales son de la UMU
vie 14 octubre 2016. 14.30H
Redacción
La batalla por las prácticas clínicas murcianas no toca fin. La consejera de Sanidad, Encarna Guillén, ha advertido al presidente de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), José Luis Mendoza, que no habrá cambios en la vinculación exclusiva del Hospital Morales Meseguer y el Hospital Reina Sofía con la Universidad de Murcia (UMU), en el marco de las prácticas clínicas autonómicas.

Guillén se ha mostrado tajante y ha precisado que "no se contempla ninguna modificación del convenio de prácticas clínicas con la UMU". De esta forma, la consejera reaccionó a las declaraciones de Mendoza, quien exigió que los alumnos de Medicina de la Católica puedan hacer prácticas en el Morales Meseguer y el Reina Sofía "en igualdad de condiciones", compartiendo espacio y servicios hospitalarios con los estudiantes de la universidad pública.

La consejera afirma que mantiene su mano tendida a la UCAM en la negociación para la firma de un nuevo convenio que regule las prácticas clínicas de los estudiantes de la universidad privada en los hospitales públicos de la región. De esta manera, mantiene su propuesta de ofrecer a los estudiantes de la privada el segundo hospital más grande de la comunidad, el Hospital Santa Lucía, así como el Rafael Méndez y el Rosell.

Aunque en estos tres centros los alumnos de la privada harían prácticas de forma exclusiva, Mendoza lo considera insuficiente e insiste en exigir también el uso del Morales Meseguer y el Reina Sofía, hospitales donde fue fichando a numerosos jefes de servicio y de sección en los últimos años.

La Consejería mantiene que la vinculación exclusiva del Morales Meseguer y el Reina Sofía con la UMU es innegociable, en base a un reparto de los recursos sanitarios que se considera más que generoso, teniendo en cuenta que la universidad pública tiene a cerca de 1.000 alumnos y la UCAM necesita plazas este curso para no más de 250. En todo caso, Sanidad abre la puerta a que la universidad privada pueda acceder de forma excepcional a algunos servicios del Hospital Morales y del Hospital Reina Sofía a través de convenios específicos.

Sanidad y la UCAM abrieron en las últimas semanas un nuevo escenario de negociación con la mediación de Croem. La consejera mantuvo encuentros con el presidente de la patronal, José María Albarracín, y con José Luis Mendoza para intentar desbloquear el conflicto. La intermediación de la Croem no gustó sin embargo a la UMU, ya que la organización empresarial se manifestó públicamente a favor de las tesis de la universidad privada, socia de Croem.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.