25 de mayo de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Autonomías > Madrid

Madri+d premia un estudio sobre los cambios cerebrales en las embarazadas

Susana Carmona ha realizado un estudio sobre las modificaciones que sufre el cerebro de las mujeres después del embarazo

Susana Carmona, investigadora del Hospital Gregorio Marañón.
Madri+d premia un estudio sobre los cambios cerebrales en las embarazadas
Redacción
Martes, 17 de abril de 2018, a las 18:40
Susana Carmona, investigadora del Instituto de Investigación Gregorio Marañón, ha recibido el premio Madri+d de Comunicación Científica por su trabajo ‘¿Se modifica el cerebro con la maternidad?’, un estudio que compara la estructura del cerebro de las mujeres antes y después de su primer embarazo y cuyos resultados señalan cambios a largo plazo en la morfología del cerebro.

Susana Carmona es investigadora en neurociencia y se ha formado en universidades como Columbia University, Harvard University and Massachussets Institute of Technology. Ha publicado 30 artículos científicos en revistas internacionales y ha participado en numerosos proyectos de I+D+i (5 internacionales y 11 nacionales) financiados por diversas entidades españolas, europeas y americanas.

Actualmente trabaja en el Laboratorio de Imagen Médica (LIM) del Hospital General Universitario Gregorio Marañón y en la actualidad coordina el grupo de Neuroimagen con varios proyectos de investigación dirigidos al estudio de las bases neuronales que subyacen a trastornos del neurodesarrollo y los cambios cerebrales que tienen lugar durante el periodo de embarazo de una mujer, y su implicación en la aparición de posibles trastornos mentales postparto en la madre y trastornos del neurodesarrollo en el niño.

El proyecto

La investigación se ha llevado a cabo mediante el análisis de imágenes de resonancia magnética, en las los científicos han observado como en las mujeres que han vivido su primer embarazo se reduce el volumen de la materia gris en la línea media cortical anterior y posterior, así como en secciones específicas de la corteza prefrontal y temporal en las mujeres embarazadas. Estas zonas forman un mapa que coincide, en gran medida, con una red que los neurocientíficos asocian con los procesos implicados en las vinculaciones sociales.