Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Autonomías > Madrid

Madrid trata en dos años al 92 por ciento de los afectados por hepatitis C

Sanidad plasma en un 'Libro Blanco' su estrategia para el abordaje de esta enfermedad

El consejero Jesús Sánchez Martos muestra el código QR que da acceso directo al Libro Blanco de la Hepatitis C.
Madrid trata en dos años al 92 por ciento de los afectados por hepatitis C
Sergio López
Miguel Fernández de Vega
Jueves, 27 de julio de 2017, a las 13:00
La Comunidad de Madrid ha atendido ya con los nuevos antivirales de acción directa al 92 por ciento de los cerca de 17.000 pacientes de hepatitis C susceptibles de recibir el tratamiento que hay censados en la región a fecha de 2015. Así lo ha explicado el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, durante la presentación del ‘Libro Blanco de la Hepatitis C en la Comunidad de Madrid 2016-2019’, en el que se recoge la estrategia del Gobierno regional para el abordaje de esta patología.
 
Sánchez Martos ha asegurado que la Comunidad de Madrid es líder en el tratamiento de hepatitis C a nivel nacional, tras la decisión de generalizar el tratamientos a todos los pacientes, también aquellos en fases F0 y F1, “en cumplimiento del programa electoral de Cristina Cifuentes”. La Consejería de Sanidad prevé completar la vacunación del censo de pacientes de hepatitis para principios del próximo año.

De izquierda a derecha y de arriba a abajo, José María Muñoz, director médico de La Paz; Aguistín Albilla, jefe de servicio de Digestivo del Ramón y Cajal; Adolfo García Ortega, representante de los pacientes de hepatitis; Javier García-Samaniego, jefe de sección de Hepatología de La Paz, y Fernando Prados, director general de humanización.

 
Esta apuesta ha supuesto, según ha detallado, una inversión superior a los 290 millones de euros. “¿Esto es mucho dinero? Yo creo que no”, ha respondido el consejero de Sanidad, quien ha argumentado que cada trasplante de hígado tiene un coste para la sanidad pública de 100.000 euros, por lo que si se multiplica esta cifra por los 17.000 pacientes que están vacunados o que esperan ser vacunados próximamente se tiene una cifra muy superior a la provisionada por el Gobierno regional: 1.700 millones de euros.

Seis líneas estratégicas
 
Por otra parte, el consejero ha puesto en valor la creación, a finales de 2015, del Observatorio para el Seguimiento de la Hepatitis C, en el que están representados pacientes, hepatólogos, epidemiólogos y Administración, y cuyos trabajos han quedado cristalizados en el Libro Blanco. Este documento cuenta con seis líneas estratégicas y recoge la planificación estratégica de las acciones a desarrollar para reducir la morbimortilidad relacionada con esta infección.
 
El plan que se define en el Libro Blanco de la Hepatitis C alcanza a todos los centros, unidades y servicios de la Consejería de Sanidad y está dirigido a los pacientes, familiares, cuidadores y a la sociedad en su conjunto. Acompañando al consejero en la presentación del documento, que ya puede descargarse en la web de la Consejería, estaban algunos de los facultativos responsables de su elaboración, representantes de los pacientes y el director general de Humanización, Fernando Prados, quien ha destacado que este libro recoge opiniones y propuestas de todas las partes y alinea a todos los recursos en un “abordaje de manera integral”.
 
Madrid es la comunidad que más ha contribuido al fin de la hepatitis C”, ha destacado Agustín Albillos, jefe de Servicio de Digestivo del Hospital Ramón y Cajal y miembro de la Alianza para la Erradicación de las Hepatitis Víricas. A su juicio, el abordaje de esta patología llevado a cabo por la región, estableciendo prioridades hasta finalmente incluir a todos los pacientes en fases 0 y 1 ha demostrado su eficacia. En opinión de Javier García-Samaniego, jefe de la Sección de Hepatología de La Paz, el libro blanco supone “la culminación de una historia de éxito”.

José María Pino, facultativo de La Paz y presidente de Sanitaria 2000; José María Muñoz, Jesús Sánchez Martos, Manuel Molina; Agustín Rivero,ex director General de la Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia del Ministerio de Sanidad, y facultativo de La Paz, y Juan José Pérez Blanco, director de Gestión de La Paz.


Miriam Rabaneda, directora general de Planificación, Investigación y Formación; Fernando Prados y Marta Sánchez-Celaya, gerente de Atención Primaria del Sermas.


Agustín Rivero conversa con Javier Guerra, director médico de la Fundación Jiménez Díaz. A la derecha, García-Samaniego y Sánchez Martos.


Pablo Calvo, director general de Humanización; Rafael Pérez Santamarina, gerente de La Paz, y Míriam Rabaneda.


García-Samaniego; Manuel Molina, viceconsejero de Sanidad, y Agustín Albillos.


El consejero conversa con el representante de los afectados. A la derecha, García Samaniego y José María Muñoz.


Pedro Corral, técnico de la subdirección de humanización; María Jesús Martínez, subdirectora de Información al Paciente; José Luis Villanueva, jefe de Servicio de Asociaciones de Pacientes de la Dirección General de Salud Pública; Alberto Pardo, subdirector de Calidad de la Consejería de Sanidad, y Margarita Salinero, coordinadora de Humanización de la Asistencia Sanitaria.


Míriam Rabaneda y Pablo Calvo. A la derecha, Manuel Molina y Pablo Busca, gerente del Summa 112.


José María Pino, Jesús Sánchez Martos y Agustín Rivero.


Javier García-Samaniego y Pablo Calvo. A la derecha, Manuel Molina y Rafael Pérez Santamarina.


Detalle del documento presentado.


Foto de familia de los asistentes a la presentación.


Momento de la intervención de Jesús Sánchez Martos.