Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Autonomías > Madrid

Madrid tiene una sanidad "coitocentrista", según el Ayuntamiento de Carmena

Ha señalado, además, que la comunidad LGTBQI tiene obstáculos para acceder a la atención sanitaria

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid.
Madrid tiene una sanidad "coitocentrista", según el Ayuntamiento de Carmena
Redacción
Martes, 26 de junio de 2018, a las 12:25
El Ayuntamiento de Madrid ha advertido de que la sanidad en la ciudad es "heteronormativa" y que vulnera el derecho a la salud sexual y reproductiva de las personas LGTBQI, que se encuentra con "numerosos obstáculos" para acceder a la atención sanitaria.

Esta conclusión la extrae el ayuntamiento de Carmena del  estudio de Madrid Salud presentado este martes, en el que se muestra que el modelo sanitario actual de la ciudad de Madrid "no contempla la diversidad sexual" de todas aquellas personas cuya orientación o identidad sexual no se corresponde con la heterosexual.

El actual modelo es "coitocentrista", es decir que reduce las prácticas sexuales al coito entre un hombre y una mujer, lo que afecta a la prevención y detección de enfermedades de transmisión sexual en colectivos como el de las lesbianas, "monogámico" al no contemplar fórmulas más allá de la pareja tradicional y "patologizante".

Obstáculos habituales de esta comunidad

El delegado de área de Seguridad, Salud y Emergencias, Javier Barbero, ha destacado que están hablando de "derechos colectivos" por lo que es muy importante "la integración de la diversidad" en la cotidianeidad de la sociedad. "Básicamente, lo que muestra este estudio es que tenemos un modelo que no contempla la diversidad", ha explicado el edil.

El estudio refleja los obstáculos más habituales que se encuentra la comunidad LGTBQI en su acceso a la salud pública. Entre esas dificultades se encuentran las prácticas sanitarias de exclusión, la dificultad en el acceso a pruebas diagnósticas como el cáncer de próstata en caso de mujeres con genitales masculinos o el de ovarios en los hombres transexuales, el desabastecimiento hormonal, entre otras.

Según una de las investigadoras participantes en el estudio, Sandra Fernández, "no se trata tanto de que distintas identidades de género den problemas, sino de que existen contextos de homofobia y transfobia".