Redacción Médica
22 de octubre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 09:10
Autonomías > Madrid

Madrid aprueba crear una gran ciudad de la medicina junto al Ramón y Cajal

Fuentes del Ayuntamiento confirman que parte irá dedicada a alojar estudiantes de Medicina y MIR

Exteriores del Hospital Ramón y Cajal.
Madrid aprueba crear una gran ciudad de la medicina junto al Ramón y Cajal
J. Fernández/B. Negrete
Miércoles, 03 de octubre de 2018, a las 19:00
El Ayuntamiento de Madrid ha dado luz verde a la construcción de una gran ciudad de la medicina en el terreno de más de 40.000 metros cuadrados donde se encuentra en la actualidad la antigua fábrica de Clesa, al lado del Hospital Ramón y Cajal. 

Fuentes del consistorio confirman a Redacción Médica que "aunque en el convenio firmado con Metrovacesa (compañía propietaria de la parcela) no se especifica que el terreno se vaya a dedicar a pisos o residencias para estudiantes, parece lógico que, al ser calificado el suelo como residencial y por proximidad con el centro hospitalario, buena parte se dedique a este uso". 

Situado en la avenida del Cardenal Herrera Oria, 67, el edificio fue proyectado por Alejandro de la Sota en 1959 e inaugurado en 1962. Cuenta con una superficie de 10.000 metros cuadrados y ocupa una parcela de casi 40.000 metros cuadrados. Desde 2012, las instalaciones de la antigua factoría permanecen cerradas.

Condiciones del convenio


El acuerdo de la 'operación Clesa' establece que la mayor parte del terreno tendrá fines residenciales aunque habrá una parte destinada a usos comerciales. Las residencias que se construyan servirían para alojar a familiares de los pacientes y a los propios MIR. 

Según el convenio, Metrovacesa se compromete a conservar el edificio de la antigua fábrica de Clesa. Su uso aún está por determinar por el Ayuntamiento, aunque presumiblemente irá destinado a actividades culturales o deportivas.

El Ayuntamiento confirma que habrá una nueva conexión peatonal con el Hospital Ramón y Cajal y se ampliará el apeadero de cercanías. En definitiva, el terreno tendrá un uso terciario donde se llevarán a cabo actividades económicas al servicio del entorno industrial y del hospital.