14 nov 2018 | Actualizado: 19:10

Interoperabilidad y adherencia, desafíos de las TRD

Las compañías trabajan para digitalizar estos servicios, ampliar la telemedicina y fomentar el paciente experto

Pilar de Lucas y María Luz de los Mártires.
Interoperabilidad y adherencia, desafíos de las TRD
vie 15 abril 2016. 09.20H
Redacción
Cristina Cebrián
En la Comunidad de Madrid hay más de 105.000 pacientes usuarios de terapias respiratorias domiciliarias (TRD) y la cifra aumenta un 12 por ciento cada año. “La más utilizada es la CPAP (presión positiva continua en la vía aérea), seguida de la oxigenoterapia, la ventilación mecánica domiciliaria y la aerosolterapia”, ha detallado Pilar de Lucas, presidenta de la Comisión Nacional de la Especialidad de Neumología y neumóloga del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, quien ha moderado una mesa sobre propuestas de futuro en el ámbito de las TRD celebrada en el XXI Congreso de Neumomadrid, la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica, que reúne estos días a medio millar de neumólogos, cirujanos torácicos, médicos de Atención Primaria, personal de Enfermería y otros profesionales sanitarios.
 
De Lucas ha indicado que uno de los desafíos es mejorar la adherencia para que estas terapias sean sostenibles, ya que, aunque la tasa de buen cumplimiento alcanza el 79,8 por ciento en el caso de la CPAP, la de la oxigenoterapia solo llega a entre el 21 y el 27 por ciento. “Administración y especialistas deben hacer un gran esfuerzo para reducir la variabilidad”, ha destacado. En este sentido, María Luz de los Mártires, subdirectora de Coordinación Asistencial del Servicio Madrileño de Salud, ha comentado que es preciso “que las tres líneas –pacientes, profesionales y Administración– se impliquen en el cambio de modelo sanitario”.

Inmaculada Ramos, Pilar de Lucas, María Luz de los Mártires, Itziar Ortiz y David Rudilla.

 
Propuestas de futuro
 
Itziar Ortiz, ingeniera biomédica de Oximesa-Grupo Praxair, ha comentado que “el sector sanitario debe sumarse a la transformación tecnológica y ahora es el momento oportuno para ampliar el uso de la telemedicina y que esto se traduzca en aplicaciones clínicas y funciones asistenciales”. En su opinión, “la telemedicina está empezando a ser fundamental en el seguimiento de pacientes crónicos, personas mayores y dependientes, y puede mejorar el cuidado de la enfermedad y la calidad asistencial”. La ingeniera ha señalado que “la sociedad actual demanda este tipo de servicios, que deben llegar a estar integrados en los sistemas sanitarios para hacerlos sostenibles”, y ha destacado el papel del neumólogo como pionero de la puesta en marcha de la atención domiciliaria.  
 
Por su parte, David Rudilla, de Air Liquide Healthcare-Gasmedi, ha puesto de manifiesto la necesidad de “tener en cuenta la dimensión psicológica del paciente en las estrategias de cronicidad”. Su propuesta para mejorar la calidad de vida de los enfermos respiratorios es fomentar la figura del paciente experto, que favorece “conseguir la implicación de los propios pacientes, conocer su grado de satisfacción, mejorar sus conocimientos sobre la enfermedad, aumentar el grado de autocuidado para adquirir un manejo correcto de su patología, mejorar el cumplimiento terapéutico y ayudar a otros pacientes a gestionar el impacto físico, emocional y social de la enfermedad”.  
 
Por último, Inmaculada Ramos, Medical Affairs Manager Southern Europe de Linde Healthcare, ha indicado que “las TRD han iniciado ya el camino de la digitalización, lo que aumenta la seguridad de la información y la productividad, y disminuye costes”. Según Ramos, “la digitalización completa precisa de la involucración de las administraciones sanitarias, que deberán tener en cuenta, junto al resto de los agentes sanitarios, al sector de la TRD como socio partícipe de derecho para alcanzar una completa salud 2.0. Los profesionales de la salud debemos ser conscientes del reto de conjugar y establecer un equilibrio entre la tecnología y una asistencia sanitaria más humana”.
 
“El reto es superar la barrera de las comunidades autónomas y lograr la interoperabilidad a la hora de poner en práctica las nuevas tecnologías”, ha recalcado De los Mártires. “Queda un largo camino por recorrer para que sea aplicable a la práctica clínica”, ha concluido De Lucas. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.