Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Autonomías > Madrid

Fuenlabrada quiere fichar al oncólogo 'galáctico' cesado en el CNIO

Manuel Hidalgo podría recalar en el hospital madrileño, que confirma las negociaciones, pero no las da por cerradas

Manuel Hidalgo, oncólogo cesado del CNIO.
Fuenlabrada quiere fichar al oncólogo 'galáctico' cesado en el CNIO
Redacción
Lunes, 12 de diciembre de 2016, a las 14:10
Manuel Hidalgo, el científico cuyo contrato ha sido rescindido del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) “por razones disciplinarias”, según la dirección del organismo, podría recalar en el Hospital de Fuenlabrada para continuar las investigaciones. Así lo ha asegurado el propio investigador en declaraciones a El País, mientras que desde el propio hospital madrileño han confirmado a Redacción Médica que se está en “negociaciones”. “Ya hay conversaciones, pero hay que esperar un poco”, explican.
 
Hidalgo, por su parte, lo da por confirmado. El oncólogo ha referido en prensa haber acordado ya con el hospital el traslado allí de un proyecto del Consejo de Investigación Europeo (ERC, por sus siglas en inglés), financiado con 2,5 millones de euros para buscar tratamientos personalizados contra el cáncer de páncreas. Asimismo, también llevaría al hospital madrileño otro programa de investigación de un millón de euros que ya tenía vigente con la farmacéutica Pfizer, así como otro proyecto de investigación de la UE. El científico calcula en total suman “unos cinco millones de euros”, asegura.
 
El primero de estos proyectos ha conllevado la puesta en marcha de un ensayo clínico que abarcará un total de 150 pacientes en el que participan varios hospitales públicos madrileños, entre ellos el de Fuenlabrada, por lo que “ya existe colaboración” entre el hospital y el prestigioso científico, según confirman desde el centro.

Despido por incompatibilidad
 
Hidalgo está especializado en buscar nuevos tratamientos contra el cáncer de páncreas, un tumor que va en camino de ser el segundo más letal en España por detrás del de pulmón y para el que no existen terapias específicas. Dentro del CNIO dirigía la Unidad de Investigación Clínica de Tumores Digestivos, y el Programa de Investigación Clínica, donde tenía a 90 personas a su cargo.
 
El cese de Hidalgo ha sido un “despido disciplinario por incompatibilidad” con el resto de sus ocupaciones y por no ir a trabajar al CNIO, según explicó una portavoz del centro a los medios de comunicación. En este sentido, hay que apuntar que en octubre de 2015 fue nombrado director del Centro Clínico de Cáncer del Beth-Israel Deaconess de Boston, un hospital vinculado a la Universidad de Harvard. El oncólogo asegura que propuso al centro distintas soluciones para compatibilizar su situación y que desde el organismo las rechazaron y atribuye su despido a sus diferencias con la directora del CNIO, María Blasco.