18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Autonomías > Madrid

El Hospital de Villalba incorpora la reconstrucción mamaria postmastectomía

La nueva tecnología reduce las operaciones de usualmente 10 horas a la mitad

El Hospital General de Villalba.
El Hospital de Villalba incorpora la reconstrucción mamaria postmastectomía
Redacción
Miércoles, 21 de septiembre de 2016, a las 13:00
El Hospital General de Villalba incorpora una nueva solución para pacientes. El centro ha incluido un equipo multidisciplinar de reconstrucción mamaria inmediata. Con esta nueva tecnología, las mujeres que son sometidas a una mastectomía (extirpación parcial o total de la mama para tratar o prevenir el cáncer de mama) saldrán del quirófano con el pecho reconstruido gracias a un trasplante autólogo microquirúrgico de grasa y piel abdominales llevado a cabo en la misma intervención.

El Hospital, integrado en la red pública sanitaria de la Comunidad de Madrid, ya ha llevado a cabo con éxito cinco cirugías de este tipo en las últimas semanas en mujeres de 40 a 45 años. En estos casos, la resección del tumor y la reconstrucción de la mama se llevan a cabo de forma consecutiva en la misma operación, lo que presenta múltiples beneficios para las pacientes: evitar posteriores cirugías para reconstruir el pecho o implantarse una prótesis y salir del quirófano con una fisonomía reconocible de sus mamas.

“Aplicamos la reconstrucción inmediata de la mama a mujeres que se operan de cáncer de mama y no tienen indicación posterior de radioterapia, ya que este tratamiento dañaría el tejido recién trasplantado. En caso de recibir radioterapia la reconstrucción autóloga se retrasa unos meses y resulta ser una solución mucho más eficaz y segura que un implante de silicona en la zona comprometida por la radiación”, explica el Marco Romeo, cirujano plástico del Hospital General de Villalba.

Según el especialista, el perfil del paciente que se beneficia de la reconstrucción inmediata es el de una mujer que tenga cierta acumulación de tejido adiposo en el abdomen, aunque sin llegar a ser obesa. De esta forma se puede extraer la porción de grasa y piel necesaria para reconstruir la mama sin alterar la fisonomía de la paciente y logrando una mama de apariencia natural y, como efecto secundario, un abdomen más plano.

Ventajas frente a la prótesis

La reconstrucción inmediata que ha empezado a aplicarse en el Hospital General de Villalba resulta, siempre que esté correctamente indicada, preferible a la opción de colocar una prótesis de silicona. “En primer lugar porque se hace en una operación lo que a la larga, en caso de optar por una prótesis de silicona, serían tres intervenciones quirúrgicas: la colocación de un expansor para hacer hueco a la prótesis, la propia implantación de la prótesis y, años después, su recambio por otra”, indica Romeo.

Pese a su complejidad, las operaciones llevadas a cabo en el Hospital General de Villalba no han durado generalmente más de cinco horas, frente a las 10-11 que solían ser habituales en estos casos, gracias a la ayuda de la angiografía por tomografía axial (Angio-TAC), que permite, junto con la integración total del equipo médico y de enfermería, “acortar los tiempos y mejorar los resultados”, sostiene el especialista. Tras la doble intervención (mastectomía y reconstrucción) las pacientes reciben el alta tras estar ingresadas 5-6 días.

Por su parte, Mercedes Andeyro, jefe del Servicio de Ginecología del Hospital, considera que poder ofrecer a las pacientes técnicas de reconstrucción inmediata de mama supone un avance importante en el tratamiento integral de esta patología en la mujer. “Tradicionalmente la reconstrucción mamaria se ha realizado de manera diferida. Sin embargo, la creciente evidencia de los beneficios y en particular de la seguridad del procedimiento desde el punto de vista oncológico, hace que actualmente la reconstrucción inmediata sea la primera opción para muchas pacientes”.