Un niño recibe la vacuna contra el Covid-19 en el Hospital 12 de Octubre de Madrid.


15 dic 2021. 18.20H
SE LEE EN 1 minuto
Los Reyes Magos se han adelantado en la Comunidad de Madrid. Y lo han hecho ataviados de una bata blanca y una vacuna de regalo: la del Covid-19 para todos los niños y niñas madrileños. Y es que este miércoles y a lo largo de la semana hasta un total de 25 hospitales comenzarán a inocular las primeras dosis a los más peques, lo que permitirá la inmunización de uno de los colectivos con mayor incidencia de la enfermedad, por no haber recibido el pinchazo hasta ahora, a las puertas de una época tan especial como lo es la Navidad y bajo el acecho de una nueva ola pandémica impulsada por la nueva variante Ómicron.

Son las tres de la tarde y pese a ser 15 de diciembre el sol brilla con fuerza en Madrid cuando comienzan a llegar los primeros padres con sus hijos al punto de vacunación habilitado en el Hospital Universitario 12 de Octubre. Entre los más pequeños se atisba alguna mirada de nerviosismo e inquietud. Las agujas siempre han sido algo que ha suscitado cierto temor, incluso entre los mayores, aunque ello no es óbice para que haya espacio para lozanas sonrisas e inocente entusiasmo.

Los primeros padres con sus hijos comienzan a llegar a las tres de la tarde.


Primeras vacunas infantiles contra el covid en Madrid


En la primera tarde de vacunación infantil, el 12 de Octubre tiene previsto inocular 236 dosis de la vacuna contra el covid a niños de entre 11 y 5 años. A partir del día siguiente, el hospital espera coger velocidad de crucero y aumentar el ritmo hasta los 625 niños vacunados cada día. En este centro se vacunará de lunes a viernes en horario de 15 a 21 horas y los fines de semana de 8.30 a 14 horas.

Álvaro ha sido uno de los primeros niños en recibir la vacuna. Asegura que ni ha tenido miedo ni le ha dolido. Además, anima a sus compañeros de clase en el colegio a vacunarse también. Su madre Lorena, maestra de escuela, también es partidaria de la inmunización. “Tenía un poco de dudas”, reconoce, “pero la vacuna les protege a ellos y a todos los demás”, indica. “Además”, recuerda, “ya se vacuna de otras muchas enfermedades a los niños”. No obstante, recalca que tiene que ser una “decisión libre” de cada padres que no se debe “juzgar ni condicionar”.

La Comunidad de Madrid permite la vacunación a hermanos de manera simultánea.


El siguiente ha sido Marco, algo más nervioso, acompañado de su madre Ana. Tras los nervios iniciales, ha pasado a la tranquilidad y la felicidad de vacunarse. Marco, además, sufre una cardiopatía congénita, por lo que para su madre Ana la vacunación era algo prioritario. Mientras, Sara, que acudido con sus hijos César y David, se emocionaba tras vacunar a sus hijos. Por desgracia, la suya ha sido una de las tantas familias que se ha visto fuertemente castigadas por la virulencia del covid.

Para que el proceso no altere la actividad normal, se ha habilitado un espacio en el Centro de Actividades Ambulatorias, en donde su acción se produce, precisamente, por las mañanas entresemana. Ello posibilita utilizar las instalaciones el resto del tiempo para vacunar a los menores.

María Liz Paciello.


"Soy madre y entiendo las dudas de los padres. Pero la vacuna es totalmente segura"



El 12 de Octubre ha diseñado un circuito vacunal diferenciado del de los adultos, según explica a Redacción Médica la subdirectora médica de Servicios Centrales del Hospital 12 de Octubre, María Liz Paciello. “Se ha optado en hacer esta división por seguridad, ya que la dosis entre niños y adultos es diferente, aunque a simple vista la jeringuilla es igual, lo que podía provocar, aunque es muy improbable, alguna equivocación”, explica.

Los niños reciben la vacuna de Pfizer, aunque una cantidad menor: 2 mililitros, que es la mitad que una dosis adulta. Cada vial de vacuna tiene una capacidad de 10 dosis. Además, Paciello reconoce que la vacunación pediátrica ha sido “todo un reto en materia de recursos humanos”. “Al final es una actividad extra, pero por lo demás el hospital tiene que ofrecer los mismos servicios”. Sin embargo, aplaude la involucración y el esfuerzo de todos los profesionales: “Todos queremos que esto se acabe cuanto antes”.

Una enfermera prepara la vacuna con una dosis infantil de Pfizer.

La vacuna covid infantil tiene un grado de inmunidad del 91,7%


Paciello no quiere dejar pasar la ocasión para lanzar un mensaje de tranquilidad y animar a todos los padres a que vacunen a sus hijos contra el covid. “Yo también soy madre, por lo que entiendo el miedo que puedan tener los padres, más ante una vacuna tan nueva”, sostiene. “Pero es totalmente segura. De cinco millones de dosis aplicadas en la fase de ensayo clínico, tan solo se detectaron reacciones leves, como síncopes o mareos, que se pasan al cabo del rato y no requieren medicación”. Además, un encargado en Pediatría comprueba toda la seguridad del proceso.

“La vacuna es segura”, insiste. Además, recalca, de que “el grado de inmunidad es del 91,7 por ciento, que es muy elevado”. Respecto al impacto de la vacuna contra la nueva variante Ómicron, la subdirectora médica de Servicios Centrales insiste en que la vacuna protege. “Es importante vacunarse, sobre todo teniendo en cuenta que la capacidad de transmisión de Ómicron es mayor respecto a otras variantes. Por eso es importante ponérsrla para frenar la transmisión al máximo”, zanja.

Un cartel indica el circuito de vacunación covid infantil.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.