Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:00
Autonomías > Madrid

"No es descabellado llegar a los 8.000 millones de presupuesto sanitario"

Álvarez Cabo señala grandes "inequidades" sanitarias en Madrid y reclama más inversión y políticas más decididas

El portavoz de Ciudadanos en la Comisión de Sanidad, Daniel Álvarez Cabo.
"No es descabellado llegar a los 8.000 millones de presupuesto sanitario"
Sergio López
Joana Huertas
Jueves, 09 de febrero de 2017, a las 14:00

Daniel Álvarez Cabo: "Los presupuestos en sanidad son insuficientes".

Ya va para dos años que Daniel Álvarez Cabo (Madrid, 1966) dimitiese como director médico del Hospital Ramón y Cajal para convertirse en la referencia sanitaria de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid. Desde entonces, el ahora diputado y portavoz en la Comisión de Sanidad cree que se han producido mejoras en la sanidad madrileña –muchas de las cuales él atribuye al empuje de los grupos en la Asamblea de Madrid–, pero también echa de menos políticas más decididas en aspectos como la reducción de la lista de espera, el mantenimiento de las infraestructuras o la transparencia informativa.

Usted ha valorado como “modesta” la reducción de la lista de espera. ¿Cree que hace falta un impulso más decidido en este ámbito? 
 
Los resultados indican que es necesario ese impulso. La lista de espera ha bajado en torno a 500 pacientes, que es un 0,7%; o sea, muy poco. Es cierto que el sistema de cómputo actual es diferente que el que se seguía el año pasado, y, a lo mejor, ha hecho aflorar una realidad que antes estaba enmascarada; pero a nosotros nos parece que la actividad que se está haciendo en turno de tarde sigue siendo insuficiente. Los pactos de gestión, que es una medida que nos parece bien, junto con el incremento de plantilla por la tarde, están siendo insuficientes. Es un tema que sale siempre que nos reunimos con profesionales y equipos directivos. En cirugía programada, seguimos teniendo muchos quirófanos ociosos en tarde. Hay mucho por avanzar todavía.
 
¿Es optimista en relación con los Presupuestos de 2017?
 
Va a depender un poco del escenario político en Madrid. Si hipotéticamente Ciudadanos apoyase los presupuestos, sin la presencia de la diputada del PP que está de baja, se produciría un empate, y, por lo tanto, no se aprobarían. Ahora mismo hay una negociación entre el Grupo Parlamentario de Ciudadanos y el Gobierno con objeto de llegar a acuerdos y que las peticiones de Ciudadanos estén incorporados en el proyecto de presupuestos. Pero, por la información que tengo, falta mucho por avanzar. Además, la Presidenta de la Comunidad de Madrid anunció que su intención era presentar los presupuestos la última semana de enero y no ha sido así.
 
¿Qué pide Ciudadanos en materia sanitaria para dar el sí a los presupuestos?
 
Los presupuestos de Sanidad, dicho de forma sintética y cruda, son insuficientes y falsos. Pero no es un problema sólo de la Comunidad de Madrid. Son insuficientes porque se está destinando menos dinero a la sanidad de que sería estrictamente necesario pero, además, todos los años hay una gran desviación entre lo inicialmente presupuestado y lo que se ejecuta al final. Y no es porque haya circunstancias sobrevenidas, no es porque se produzca la introducción de unos medicamentos nuevos, como fue el caso de la Hepatitis C. Es que la sanidad está infrafinanciada. Hay como una rutina que todo el mundo acepta, pero que a nosotros no nos parece nada coherente, porque siempre hemos sido defensores de la transparencia y los presupuestos tiene que ajustarse a la realidad. Lo ideal sería que el crecimiento de la Sanidad fuera muy similar al crecimiento de los presupuestos.
 
Álvarez Cabo cree que hospitales como La Paz, Ramón y Cajal, Gregorio Marañón o el Universitario de Móstoles tienen serios problemas de infraestructuras.

Álvarez Cabo cree que hospitales como La Paz, Ramón y Cajal, Gregorio Marañón o el Universitario de Móstoles tienen serios problemas de infraestructuras.

¿Es realista pedir un presupuesto para sanidad similar al que se gastaba antes de la crisis, de unos 8.000 millones?
 
De forma progresiva, sí. La ejecución presupuestaria de 2015, que es el último dato que se ha dado oficialmente, ha sido 7.697 millones, si no recuerdo mal. La ejecución de 2016, que conoceremos oficialmente dentro de poco, posiblemente sobrepase los 7.800, y no todas las necesidades que ahí están atendidas; por lo que no sería descabellado, a medio plazo, llegar a los 8.000 millones.
 
En los últimos días ha habido además algunas noticias, no del todo positivas, en relación con las infraestructuras hospitalarias. ¿Debería ser una prioridad dentro de ese incremento presupuestario?
 
Sin duda. Dentro de nuestra negociación presupuestaria en el ámbito de sanidad, pedimos un incremento del Capítulo 6. Hay que recordar que en Madrid hay hospitales construidos en los años 60 y 70, que se han quedado obsoletos; como La Paz, Gregorio Marañón, Ramón y Cajal… o en los 80, como el Hospital Universitario de Móstoles, que tiene un serio problema de infraestructura. La presidenta regional, Cristina Cifuentes, ha hecho –por fin– autocrítica en este aspecto. Pero no vale con la autocrítica, tienen que planificar, incorporar dinero y hacer un plan de obras a lo largo de esta legislatura. Eso será nuestra exigencia.
 
¿Cómo valoran la apuesta de la Consejería por reducir la temporalidad en el Sermas? Parece que hay un compromiso en ese sentido. ¿cómo lo ven? 
 
Lo vemos bien. En diciembre del 2015 llevamos una moción sobre Recursos Humanos que fue apoyada tanto por el PP como por el PSOE, y uno de los aspectos que contemplamos es que la tasa de eventualidad en la sanidad pública madrileña se redujera por debajo del 10 por ciento. Ahora parece que el horizonte se empieza a despejar y que han asumido esta petición. El problema es que, como no se han podido sacar todas las plazas por la limitación que supone la tasa de reposición, tenemos 25.000 trabajadores entre interinos y eventuales. Nuestro deseo sería, que ya que son necesidades estructurales, que esas personas tuvieran la opción de consolidar mediante OPE.
 
Queremos que se elimine la tasa de reposición y se puedan sacar todas aquellas plazas que estén vacantes y dotadas presupuestariamente. En Madrid, teóricamente, hasta 25.000. Nuestro planteamiento es que se haga un acuerdo entre la Administración y los sindicatos para pactar a lo largo de esta legislatura cómo se sacan esas 25.000 plazas. Y una vez resuelta esa bolsa, lo razonable sería que todos los años hubiera OPE, para que no se generase esta bola de nieve y que los profesionales tuvieran la oportunidad de consolidar. Los contratos eventuales deberían quedar reducidos a las suplencias, a las sustituciones, y a la incorporación de un profesional cuando se acaba de jubilar el anterior y hasta que saquen las convocatorias.
 
¿Qué temas tienen previsto llevar al Parlamento en el periodo de sesiones que se acaba de abrir?
 
Nosotros vamos a insistir mucho con todo lo que tenga que ver con la atención a determinadas patologías, que afectan mucho a la población madrileña: cáncer y salud mental. Ya hemos planteado iniciativas en este sentido en lo que va de legislatura y son dos banderas que no vamos a dejar de agitar, porque creemos que tienen que estar en la agenda política.
 
Además creemos que hay que seguir avanzando el refuerzo de la Atención Primaria. Una de las 76 condiciones que puso Ciudadanos para votar a favor de que Cristina Cifuentes fuera presidenta era que el presupuesto de Atención Primaria, excluyendo el gasto en recetas, creciera 30 millones cada año de la legislatura. A veces, da la impresión de que el Gobierno y el Partido Popular se olvidan de ese compromiso.
 
Álvarez Cabo considera que la Consejería de Sanidad está falta de "rumbo".

Álvarez Cabo considera que la Consejería de Sanidad está falta de "rumbo".

Vamos a luchar también por la recuperación progresiva de la carrera profesional, de los trabajadores sanitarios. Somos realistas, sabemos que no se puede incorporar todo ese dinero en la carrera profesional de golpe, pero pedíamos que se hicieran los reconocimientos administrativos lo antes posible.
 
Por último, todo lo que tiene que ver con la transparencia de la información vamos a seguir exigiéndolo con la frecuencia que sea necesaria. Es verdad que se ha puesto más información a disposición de los ciudadanos en el portal de Salud Madrid, pero en listas de espera de consultas y técnicas diagnósticas hay una información agregada donde está todo mezclado y no es posible saber cuánto tiempo se espera. Si de verdad uno cree en la libre elección, tiene que poner esa información al alcance de los ciudadanos, y que elijan en función de las esperas. Nos ha dado la impresión de que, como la situación en las pruebas y en las técnicas es mala, y además hay desigualdades muy grandes dentro de la Comunidad de Madrid, se ha preferido no aflorarla.
 
Recuerdo que las razones que dio el consejero para explicar que no se diera esa información desagregada eran técnicas.
 
Sí. Habló de la complejidad derivada de tener distintos sistemas informáticos en los hospitales. Pero han tenido año y medio. Su compromiso fue que estuvieran a final de enero y ya ha terminado ese plazo.
 
Hablaba de libre elección... ¿Qué valoración hace del funcionamiento del Área Única en la Comunidad de Madrid?
 
El área única como concepto para que los pacientes puedan elegir y moverse en el territorio de la Comunidad, nos parece bien. Pero la libre elección tiene que estar basada en que los pacientes y los profesionales sepan cuáles son las listas de espera reales, que ahora mismo, como digo, no se saben. Es cierto que ha habido detractores del área única, pero nosotros no lo somos. La crítica principal que haría es que en Atención Primaria, las direcciones asistenciales que sustituyeron el área única son poco operativas en la práctica, porque tienen muy poca autonomía.
 

Queremos que no haya diferencias ni entre CCAA ni entre los  municipios de Madrid, ya que el código postal condiciona la calidad de la asistencia sanitaria


¿Cómo valoran la capacidad de diálogo del Consejero con los Grupos Parlamentarios?
 
El consejero no siempre ha encontrado la manera adecuada de tratarnos a los portavoces parlamentarios. Creo que le corresponde, como responsable de la sanidad madrileña, hacer un esfuerzo suplementario y, de alguna manera, ganarnos a los portavoces. Creo que tiene margen de mejora en ese aspecto.
 
Y, en cuanto a su capacidad de gestión, ¿cómo valora el año y medio que Sánchez Martos lleva al frente del área?
 
El principal reproche que cabe hacer al Consejero, es que la Sanidad Madrileña no parece tener un rumbo y un plan. En marzo del 2016, en un Pleno monográfico de Sanidad, se aprobó una resolución en iniciativa nuestra en la que se pedía la elaboración de un plan de salud, una hoja de ruta para estos años. Eso, no existe, y me temo que el Consejero se ha enfrascado en un supuesto libro blanco de la sanidad con un horizonte hasta 2040… me parece paradójico que eso se esté haciendo sin contar con los grupos parlamentarios. Yo tengo la esperanza de que el Partido Popular no esté gobernando hasta el 2040. Un plan a tan largo plazo debería hacerse de forma consensuada con los cuatro grupos. Hay cierta contradicción entre ese consejero que pide un gran Pacto por la Sanidad y luego la práctica diaria.
 
Otro reproche que tenemos que hacer es que cuando los grupos de la oposición pedimos información, nos gustaría recibirla en tiempo y forma, y en formatos adecuados. Pedimos información en formatos exportables –Excel, por ejemplo– y se nos manda en papel. Si hay un espíritu de colaboración y de llegar a consensos, hay que favorecer tanto el diálogo como proporcionar información.
 
Pero no se puede decir que los distintos directores y el consejero eludan comparecer...
 
Hay que reconocer que en el equipo del Consejero hay gente preparada y con larga trayectoria en la Sanidad. Sin duda. Lo que pasa es que hay decisiones que no nos han parecido nada adecuadas. Estoy pensando, por ejemplo, en el relevo que se produjo recientemente de la directora general de Planificación, Formación e Investigación. Había una persona experta y con trayectoria en ese campo y, por razones que se nos escapan, fue sustituida por alguien que no viene del sector.
 
Una de las banderas de Ciudadanos en materia sanitaria es acabar con las inequidades que hay en el Sistema Nacional de Salud y con las 'fronteras'. ¿Ve en este sentido al Gobierno de Madrid remando en esa dirección?
 
Yo creo que tenemos que pincharle más. Porque esa iniquidad existe, efectivamente, dentro de España, pero también dentro de la propia Comunidad de Madrid. Las listas de espera son desiguales, la cartera de servicios de los hospitales es desigual y las infraestructuras en las que son tratados los pacientes, son desiguales. Por otro lado, nosotros le pedimos al Consejero, que en el Consejo Interterritorial y en todos aquellos foros donde esté presente la Consejería, defienda el libre acceso y la recuperación de los fondos de cohesión. Nosotros queremos que no haya diferencias ni entre comunidades autónomas ni entre los distintos municipios de Madrid. Porque, desgraciadamente, el código postal está condicionando la calidad de la asistencia que reciben algunos pacientes.

Daniel Álvarez Cabo en un momento de la entrevista.

Álvarez Cabo.