22 de febrero de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Autonomías > Galicia

Galicia implanta la rehabilitación cardíaca en Atención Primaria

Se trata de un proyecto que se pondrá en marcha en febrero en el centro de salud de A Estrada

Carlos Peña, José Ramón González-Juanatey; Eloína Núñez, Danuel Rey y Juan Sánchez.
Galicia implanta la rehabilitación cardíaca en Atención Primaria
REDACCIÓN
Lunes, 29 de enero de 2018, a las 16:25
La gerencia de Gestión Integrada de Santiago de Compostela ha anunciado que va a ampliar su programa de rehabilitación cardíaca a la atención primaria en el centro de salud de A Estrada. Se trata de un proyecto piloto que se pondrá en marcha el próximo mes de febrero y que irá ampliándose a otros centros de salud del área sanitaria de Compostela.

“La experiencia piloto del programa de rehabilitación cardíaca de A Estrada, iniciativa pionera en nuestro país abre una gran oportunidad de promocionar la cultura cardio saudable desde los centros de salud”, ha señalado la gerente de gestión integrada de Santiago, Eloína Núñez. Asimismo, los profesionales sanitarios dispondrán de una herramienta para facilitar la mejoría de la capacidad funcional y el cambio de hábitos saludables de los pacientes que sufrieron un infarto, fueron sometidos a una revascularización coronaria o presentan un alto riesgo cardiovascular y necesitan ayuda profesional para el cambio de hábitos.

“Los pacientes y familiares deben de aprender a gestionar su salud, realizar actividad física moderada de forma frecuente (por lo menos 5 días a la semana) adoptar una dieta cardiosaludable, no suspender los tratamientos prescritos, no fumar, manejar su estres y ansiedad, así como controlar su tensión arterial, colesterol y glucosa”, ha dicho José Ramón González-Juanatey, jefe del Servicio de Cardiología del área sanitaria compostelana.

Los programas de rehabilitación cardíaca demostraron reducir la morbi-mortalidad en casi un 25 %, y al acercar las unidades de rehabilitación cardíaca al entorno donde vive el ciudadano, mejorará la accesibilidad, la adherencia, la equidad, dado que se facilita que los pacientes con problemas de desplazamiento (funcionales o sociales) se adhieran al proceso.

Puesto en marcha en 2015

El programa, iniciado en el año 2015, ha demostrado reducir la morbimortalidad en casi un 25% y ha valorado a más de 1.600 pacientes desde entonces. Esta iniciativa esta dirigida a enfermos que presentaron un infarto agudo de miocardio a los que se le valora para implantar un plan de prevención con el objetivo de disminuir el riesgo que tienen estos pacientes de volver a presentar eventos cardíacos, calculado en cerca de un 10%.

El programa consiste en un seguimiento próximo durante 2-3 meses por una enfermera especializada, disponibilidad de consulta sin necesidad de cita con especialista en cardiología y médico rehabilitador, servicios de psicología clínica, consulta específica antitabaco por neumólogo especializado y un programa presencial de ejercicio físico en el gimnasio situado en el Hospital Clínico.

En el año 2017 completaron el programa de entrenamiento supervisado por fisioterapeuta un total de 328 pacientes, que representan el 49% de los pacientes con infarto agudo de miocardio a los que se les ofreció. Estos pacientes tienen un mejor pronóstico, con tasas de eventos graves menor del 1% al año, de presentar el infarto, pronóstico mejor que lo de los pacientes que no siguen estos programas. Incrementar la participación en el programa de rehabilitación cardíaca es una de las principales propuestas de las sociedades internacionales de cardiología.