22 de septiembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 13:40
Autonomías > Galicia

El hospital de día de Neumología de Ourense evita 9 ingresos al mes

El Jefe del Servicio explica que los pacientes ingresan menos y durante menos tiempo

Dionisio López Bellido, gerente del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense.
El hospital de día de Neumología de Ourense evita 9 ingresos al mes
Redacción
Lunes, 27 de marzo de 2017, a las 12:40
“Con el hospital de día conseguimos que vayan menos pacientes a Urgencias, de manera que el servicio tiene menos presión”, asegura José Abal,  jefe del servicio de Neumología. El hospital de día de Neumología del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) ha conseguido que “ingresen menos pacientes y durante menos tiempo; y también que los médicos de Atención Primaria tengan la posibilidad de remitirlos al especialista sin necesidad de pasar por Urgencias”.

Así lo recoge La Voz de Galicia,que explica que el hospital de día atendió a 841 pacientes en 3.500 consultas en un año y estos números demostraron que “los ingresos se han disminuido en 54”. Abal cuenta que muchos de los pacientes que ingresan “reciben antes el alta y se les sigue” desde el hospital de día “de forma ambulatoria”. El jefe de Neumología hace una valoración positiva ya que, según explica, “la inmensa mayoría iban a Urgencias y muchos acababan ingresados”.

Los enfermos provienen fundamentalmente de Medicina Interna, Hospitalización a Domicilio y Atención Primaria y Abal reconoce que “el 20 por ciento de los pacientes” llama directamente al hospital cuando se encuentran mal. En este sentido, la accesibilidad a la atención por un especialista es muy alta.

Ocupación del 400%

Desde el servicio de Neumología son conscientes del tipo de pacientes que tratan y explican que “nosotros o que tenemos son pacientes mayores, ya que nuestra población está muy envejecida. Y cuanto más mayor eres, más posibilidades tienes de tener enfermedades crónicas”. En concreto, destaca la ocupación del 400 por ciento del servicio con la epidemia de gripe.

José Abal detalla que “con ese nivel de ocupación hubo que cerrar consultas para atender ingresos. Son personas con descompensación respiratoria, gente que ya tiene una enfermedad crónica o una multipatología. Y esa es la gente que más recursos nos hace poner a su disposición”.