21 nov 2018 | Actualizado: 21:20

Extremadura se ofrece como "piloto" de un sistema de vigilancia de fármacos

El Colegio de Farmacéuticos de Badajoz propone a la región para probar el sistema de verificación de fármacos

Cecilio Venegas, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Extremadura.
Extremadura se ofrece como "piloto" de un sistema de vigilancia de fármacos
mar 23 agosto 2016. 14.50H
Redacción
El presidente del Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Badajoz, Cecilio Venegas, ha ofrecido la Comunidad Autónoma de Extremadura al Servicio Extremeño de Salud (SES) y la Consejería de Sanidad y al Ministerio de Sanidad para que en la región se lleve a cabo el “piloto” en el país del sistema de verificación y antifalsificación de medicamentos denominado EMVO en Europa y Sevem en España.
 
Sobre este sistema de verificación y antifalsificación de medicamentos, Cecilio Venegas ha afirmado que para su puesta en marcha en Extremadura a la región le va a venir "muy bien tener ya todas las redes de receta electrónica desde todas las farmacias" y ha indicado que, al igual que ha sido “piloto” en dicho tipo de receta, también podría serlo en dicho sistema.
 
“Desde aquí ofrezco la posibilidad que lo mismo que se ha pilotado en Extremadura, creo que con buen acierto, los temas de receta electrónica, de Muface y de Isfas y de interoperabilidad, de acuerdo a nuestra propia forma de funcionar nosotros nos ofrecemos tanto al SES de una parte, a la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, como al Ministerio para que si lo consideran conveniente Extremadura fuera uno o el polo de desarrollo para el tema del EMVO”, ha avanzando.
 
Calidad, seguridad y eficacia
 
En una rueda de prensa sobre la interoperabilidad de la receta electrónica, Venegas ha explicado que en materia tecnológica a partir del próximo otoño se va a empezar a trabajar en un modelo que, en su opinión, va a ser “importante” para la calidad, seguridad y eficacia de los medicamentos, que se fabrican “con unos sistemas realmente espléndidos de calidad” y que están “siempre sujetos a fármacovigilancia”.
 
Acompañado de la vocal de Oficina de Farmacia del Colegio, Lourdes Muñoz, Cecilio Venegas ha indicado que los medicamentos incorporan un código de barras o ‘cartoncito’ que se recorta en las farmacias para pegarlo en la receta física o que se adhiere a las hojas de cupones-precinto en las recetas electrónicas para “demostrarle al SES cuando se le emite la factura por parte de la farmacia que el usuario se ha llevado el medicamento”.
 
En este sentido, ha anunciado que los medicamentos también tendrán un nuevo código de puntos denominado BIDI o QR que identifica el propio medicamento y sus miligramos, así como la propia caja que tiene una trazabilidad y una caducidad, que pertenece a un lote y que se ha dispensado por medio de la prescripción de un médico a un determinado paciente, de modo que se podrá “después personalizar absolutamente la terapia”.
 
Abanico de personalización
 
“Esto abre un abanico enorme de personalización de lo que es el medicamento porque nos va a permitir hacer una perfecta trazabilidad de todo el medicamento en la larga cadena desde el I+D, desde la fabricación, desde la distribución, desde la dispensación, hasta incluso casi lo que es la ingesta del medicamento”, ha hecho hincapié Venegas, para añadir que “para empezar” va a “servir para certificar que esta caja es la que es” y que “tiene un DNI propio”.
 
Ha añadido que también permitirá que, en el “hipotético caso de una alarma por medicamentos” por “el caso que fuere” como que un lote “salga mal”, se podría determinar “quién tiene el medicamento en su casa”.
 
“Yo creo que esto es otro paso enorme dentro de las medidas de calidad en torno al medicamento y para esto hay una directiva europea, que es una directiva del año pasado, que se está transponiendo al sistema jurídico español y que determinará que ahora a partir del otoño empecemos a trabajar en esto”, ha sostenido Venegas, que ha dicho que la industria ya está empezando “a traer sus propios BIDI puestos en sus medicamentos”.
 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.