22 de septiembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 10:10
Autonomías > Extremadura

El protocolo de agresiones llega a la sanidad extremeña en septiembre

Será una de las primeras CCAA en aplicarlo con la creación de la figura del interlocutor policial territorial sanitario

José Alberto Becerra, coordinador del Observatorio Nacional de Agresiones.
El protocolo de agresiones llega a la sanidad extremeña en septiembre
Redacción
Jueves, 31 de agosto de 2017, a las 14:30
Extremadura va a contar con policías dedicados a evitar agresiones a profesionales sanitarios. Será una de las primera comunidades autónomas que comience a aplicar el protocolo nacional para erradicar la violencia en este ámbito. Pronto contarán con la figura del interlocutor policial territorial sanitario, que se incluye en el documento firmado el pasado mes de julio entre el sector y los ministerios de Sanidad e Interior.

El compromiso en esta materia llevará, como ha explicado el coordinador nacional del Observatorio de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC), José Alberto Becerra, a reuniones periódicas entre la Consejería de Sanidad, la Delegación del Gobierno y el sector para abordar el problema de las agresiones y sus soluciones, entre ellas esta figura.

Comunicación y coordinación

Las reuniones entre las diferentes administraciones servirán para mantener una comunicación fluída y regular que ayude a erradicar esta lacra de forma eficaz, pero también para prevenirla. Se espera que en septiembre, el sector presente en Extremadura este protocolo y de esta manera, avanzar para crear la figura del interlocutor en la comunidad autónoma.

Colegios provinciales médicos y administraciones impulsan este 'policía sanitario' que servirá de vehículo entre los centros y áreas sanitarias y las diferentes administraciones estatales y autonómicas, como así ha apuntado Becerra.

De este modo, Extremadura sigue los pasos de Cantabria, que el pasado mes de julio anunció la creación de esta figura. 

Este protocolo nacional incluye la actuación a todos los niveles, haciendo especial hincapié en la intensificación de la presencia policial y las medidas de seguridad en los centros sanitarios donde existan casos de agresión o intimidación a profesionales y cuya aplicación, como ha destacado Becerra, "será inmediata".