Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Autonomías > Cataluña

Usan la realidad virtual para patologías neurocognitivas adquiridas en UCI

La plataforma utiliza una rehabilitación similar a la de los enfermos con traumatismos craneales e ictus

El director de investigación e innovación del Parc Taulí, Lluís Blanch.
Usan la realidad virtual para patologías neurocognitivas adquiridas en UCI
Redacción
Domingo, 15 de enero de 2017, a las 13:10
El Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) ha impulsado un proyecto de realidad virtual para impulsar la rehabilitación de pacientes ingresados en la unidad de cuidados intensivos (UCI) que han adquirido enfermedades neurocognitivas derivadas de su ingreso.

En una entrevista de Europa Press, el director de investigación e innovación del Parc Taulí, Lluís Blanch, ha explicado que la plataforma está dirigida a pacientes que antes de ingresar en la UCI estaban sanos y tenían "unas funciones cerebrales y cognitivas estrictamente normales".

"Cuando una persona tiene una infección muy grave y necesita ventilación mecánica -por sepsis grave, peritonitis, traumatismo muy grave y lesión aguda- puede que las proteínas inflamatorias que se generan lleguen al cerebro", y es entonces cuando se producen estas afectaciones neurocognitivas, según el investigador.

La plataforma, que ha recibido el apoyo del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y de la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España (Fipse), utiliza una rehabilitación muy similar a la de los enfermos por traumatismos craneales, ictus y ciertos trastornos psiquiátricos. Se trata de una plataforma que utiliza un avatar para realizar una serie de ejercicios cognitivos con diferentes grados de dificultad que transporta al paciente a un escenario relajante -una playa o un bosque, por ejemplo-, y está acompañada por un neuropsicólogo.

El objetivo del invento es rehabilitar a estos enfermos cuando empiezan a recuperarse con el fin de "devolverlos a la sociedad de la mejor manera posible y cuanto antes mejor", puesto que tienen afectadas funciones como la capacidad de decisión, factores emotivos y la memoria.

Estudio con pacientes sanos

Los investigadores realizaron en 2016 una prueba piloto con 20 enfermos figurados -personas sanas- para realizar la prueba de seguridad y fiabilidad, es decir, que se puede utilizar la máquina a diario y con varios enfermos sin que haya riesgo de infecciones cruzadas.

"A nivel de constantes no han empeorado y tenemos información de que a nivel de información cognitiva les podría ir bien", ha constatado Blanch, al agregar que el próximo paso será un ensayo clínico con pacientes reales y elaborar el modelo de negocio para que el producto se pueda comercializar.

El proyecto, que Blanch ha descrito como una "investigación responsable que obedece a problemas reales de los pacientes", ha recibido una financiación de 400.000 euros por parte de Fipse, La Marató de TV3, Fundació Parc Taulí de Sabadell y del Instituto Carlos III de Madrid.