Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Autonomías > Cataluña

Salud sugiere a los hospitales que no vendan "galletas, bollería o chuches"

La Agencia de Salud Pública catalana pide a los centros sanitarios apostar por comida saludable en máquinas expendedoras

Así lo ha comunicado la Consellería de Salud de Cataluña.
Salud sugiere a los hospitales que no vendan "galletas, bollería o chuches"
Redacción
Martes, 27 de marzo de 2018, a las 13:10
La Agencia de Salud Pública de Cataluña (Aspcat) ha pedido a los hospitales y centros sanitarios apostar por la alimentación saludable en las máquinas expendedoras, ha informado la Conselleria de Salud de la Generalitat en un comunicado.

Concretamente, ha aconsejado priorizar la fruta, las ensaladas, la comida integral, el agua y otras bebidas sin azúcares añadidos en estos puntos automáticos de venta.

Asimismo, ha sugerido que "no se ofrezcan galletas, bollería, chucherías ni bebidas energéticas", entre otros, de manera que se ofrezca un mensaje coherente entre lo recomendado a los pacientes y lo que se oferta en sus instalaciones.

En la misiva, los responsables de Salud recuerdan que las máquinas expendedoras "pueden llegar a ser una fuente alimentaria más o menos habitual para trabajadores de los centros y para acompañantes y familiares de los pacientes".

Agua, leche y café

"Dado que los centros sanitarios, como espacios de promoción de la salud, de prevención y de atención a la enfermedad, deben ser ejemplares en la oferta de alimentación saludable", esta guía recomienda dar prioridad a la fruta (fresca, envasada a trozos, seca o desecada), bastones, bocadillos y sándwiches preferentemente de pan integral y ensaladas envasadas.

En cuanto a las bebidas, piden dar prioridad al agua, leche, café, té e infusiones, y que los yogures, las bebidas y los jugos no lleven azúcares añadidos. También recomienda evitar alimentos y bebidas excesivamente procesados, con demasiado azúcar, sal y grasas saturadas.

El documento especifica también qué productos no deberían estar a la venta en estas máquinas: patatas chips (y snacks similares, fritos o salteados), galletas, bollería, chocolatinas, golosinas y cualquier otro alimento con azúcar añadido, como yogures líquidos, purés de fruta, batidos o bebidas refrescantes (de cola, de naranja, de limón, etc.).

Tampoco debería haber bebidas isotónicas, ni energéticas, ni alcohólicas. El documento también sugiere la conveniencia de eliminar la publicidad de las máquinas expendedoras y de incluir mensajes que promuevan, de forma atractiva, una alimentación saludable.