Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:30
Autonomías > Cataluña

Radioterapia a las 12 de la noche: los efectos 'desprivatizadores' de Comín

El Consorcio de Terrassa deriva a estos pacientes a esos horarios para absorber la demanda que asumía el centro privado

Antoni Comín, consejero de Salud de la Generalitat de Cataluña.
Radioterapia a las 12 de la noche: los efectos 'desprivatizadores' de Comín
Redacción
Jueves, 15 de diciembre de 2016, a las 11:50
“Asegúrese de descansar lo suficiente. Puede que se sienta más cansado de lo normal. Procure dormir bien durante la noche. El cansancio excesivo o fatiga puede durar varias semanas después de terminado el tratamiento”. Es el primer consejo que ofrece la American Cancer Society en su catálogo de recomendaciones para personas que se están sometiendo a un tratamiento de radioterapia. Una advertencia que no han entendido bien en la sanidad pública catalana, que somete a varios de estos pacientes a sesiones de radioterapia en horario nocturno.

El departamento dirigido por Antoni Comín está derivando pacientes del Hospital General de Cataluña al Consorcio Sanitario de Terrassa y, dada la excesiva afluencia de pacientes para las posibilidades del servicio, estos están teniendo que se tratados entre las 9 y las 12 de la noche. Así lo confirman a Redacción Médicas fuentes de la citada corporación, que denuncian que esta situación se mezcla con la nula comunicación que la Consejería sanitaria mantiene con los trabajadores.

“El fin del acuerdo con la Clínica del Vallés ya había aumentado en exceso los pacientes y es cierto que además ahora hemos tenido que ampliar el servicio de radioterapia, aunque todavía no sabemos nada concreto de cómo nos va a afectar el fin del concierto del General”, arguyen estas fuentes, que sí admiten que estos ‘nuevos’ pacientes antes eran tratados en ese centro privado. A ello se suma que el consorcio, que venía prestando el tratamiento de radioterapia desde hace años, acaba de ver reconocida esta actividad por la Consejería. “Nos acaban de reconocer la actividad, así que imagino que ahora empezarán a pagarla como deben”, matizan a la espera de nuevas noticias de la Administración.