Los centros que han implantado esta medida celebran la buena acogida entre profesionales y usuarios

Primer piloto para desterrar bajas hospitalarias de Primaria: "Es un éxito"
El jefe de la Unitat de Gestió de Pacients del Hospital Universitari Joan XXVIII de Tarragona, Joan Carles Roca.


21 nov 2022. 16.10H
SE LEE EN 4 minutos
La gestión de las bajas por ingreso en el mismo hospital, impulsada por el Departament de Salut, empieza a dar resultados. Esta medida que implanta el modelo de baja hospitalaria por incapacidad temporal ya está operativa en tres regiones sanitarias de Cataluña, concretamente en la Regió Sanitària Lleida, la Regió Sanitària Camp de Tarragona y la Regió Sanitària Terres de l'Ebre. Los responsables de su puesta en marcha celebran la buena acogida que ha tenido esta iniciativa entre profesionales y pacientes. Está previsto que la implantación de esta medida en todo el territorio ahorrará entre 180.000 y 324.000 visitas anuales a la Atención Primaria.

"Los pacientes han acogido esta medida bastante bien porque es una manera para que no se tengan que trasladar a los centros de Atención Primaria (CAP) y facilita la gestión", asegura el jefe de la Unitat de Gestió de Pacients del Hospital Universitari Joan XXVIII de Tarragona, Joan Carles Roca, en declaraciones a Redacción Médica. "Los profesionales también la han acogido bien. Todo el mundo está contento y no ha habido ningún problema", añade.

El Departament de Salut ha introducido un nuevo sistema para las incapacidades temporales (IT) generadas a causa de un ingreso hospitalario, sea programado o urgente, que se puede gestionar en el hospital a través de una plataforma integrada en el sistema de información del centro hospitalario. De esta forma, y con el objetivo de desburocratizar la gestión de estas bajas, los pacientes que ingresen en los hospitales que hayan implantado esta medida recibirán la baja laboral de forma automática, y sus familiares no tendrán que desplazarse al CAP de referencia del usuario para hacer la gestión, como sucedía hasta ahora.

Proceso de implantación


El Departament de Salut llevó a cabo en febrero una prueba piloto en el Vallès Occidental Est, en el Hospital Parc Taulí y otros centros de Atención Primaria de la zona, cuya valoración fue expuesta por el equipo responsable y fue calificada como positiva. Salut envió la documentación a los hospitales que iban a adoptar la gestión de las bajas por ingreso en el mismo hospital, según explica Roca, que añade que los pacientes que se pueden adherir a esta novedad deben cumplir un conjunto de premisas y el sistema detecta a los posibles candidatos.

Tras unas semanas de seguimiento con el Servei Català de la Salut (CatSalut) para evaluar las primeras pruebas sobre pacientes ficticios, reuniones con la dirección gerencia territorial y probar la casuística del programa, se llevó a cabo la formación a los profesionales para empezar a implantar esta medida en los pacientes que ingresan por Urgencias.

Desde el 2 de noviembre, día en que se implantó en la Regió Sanitària Camp de Tarragona, el Hospital Universitari Joan XXVIII de Tarragona ha tramitado 45 IT, una medida de tres o cuatro al día. En la Regió Sanitària Lleida se adoptó en junio, mientras que en la Regió Sanitària Terres se inició en septiembre.

Roca manifiesta que "es un proceso que hace la gestión más eficiente" y que estas IT suponen una carga del 10 por ciento sobre el total de ingresados, por lo que libera actividad a la Atención Primaria que pueden dedicar a la atención de otros pacientes. En su región sanitaria, el 19 por ciento de las IT generadas son por ingreso hospitalario, de manera que la gestión automatizada de las bajas se prevé que ahorre entre 15.280 y 27.290 visitas anuales a los CAP de este territorio.

La medida se aplica inicialmente a los pacientes hospitalarios de diferentes procedencias: urgencias, programas quirúrgicos y programas médicos. Así, la tramitación de la IT ya se inicia en el hospital al prescribirla de acuerdo con el orden de ingreso. Una vez el paciente está ingresado, la administración del centro recoge la información requerida para gestionar la baja y se genera automáticamente el comunicado de confirmación si el paciente sigue ingresado siete días después del primer día que no pudo ir al trabajo, con una validez máxima de 14 días.

A pesar que Roca reconoce que hay pocos inconvenientes en el proceso y destaca que el Departament de Salut está haciendo por informar a la población de esta novedad, reconoce que aún se producen casos de algunos familiares del paciente que acuden al CAP para llevar a cabo el procedimiento como se hacía hasta ahora y que son informadas del cambio de gestión en el momento.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.