27 de junio de 2017 | Actualizado: Lunes a las 22:20
Viernes, 07 de noviembre de 2014, a las 18:11
Redacción. Barcelona
La Federación de Asociaciones Cannábicas de Cataluña (CatFac) ha instado a la Consejería de Interior a "ponerse las pilas" y trabajar en la misma línea que la Consejería de Salud de la Generalitat, que ha reconocido la actividad de los clubs cannábicos a través de una regulación sanitaria que cuenta con el aval de todos los partidos menos el PP.

Ramón Espadaler.

En rueda de prensa, el secretario de la CatFac, Jaume Xaus, ha destacado que la regulación propuesta por Salud es "un gran primer paso" para las asociaciones cannábicas, aunque ha admitido que queda mucho camino por recorrer con Interior para que los clubes logren una mayor seguridad jurídica y policial a través de la regulación del cultivo y el transporte de la marihuana, entre otros aspectos.

"Entendemos que Interior depende mucho de instancias estatales y que tiene poco margen, a la vez que también agradecemos que no haya torpedeado la regulación sanitaria", ha manifestado, y ha destacado que la iniciativa de Salud era el paso previo necesario para abordar una regulación más integral, que incluya más aspectos de los estrictamente sanitarios.

Ha añadido que "ahora va a hacer falta que Interior intervenga en este proceso", teniendo en cuenta que la regulación de Salud se trasladará a una Comisión Interdepartamental del Parlament en la que participará el departamento que lidera Ramon Espadaler, y ha augurado un periodo de negociaciones de entre uno y dos años.

Ha valorado que la regulación sanitaria que vio la luz en el Parlament "tiene algunos puntos débiles aunque es una importantísima iniciativa para el sector", y ha puesto como ejemplo de aspecto a mejorar el hecho de que la regulación se basa en recomendaciones y deja en manos de los ayuntamientos la decisión final.

Poder municipal

"Si no se hace una regulación clara y homogénea se corre el peligro de que cada municipio haga lo que quiera en base a ideologías", ha valorado el presidente de la federación, José Afuera, que ha pedido al consistorio de Barcelona, que en junio paralizó la entrega de nuevas licencias a clubes a la espera de crear una normativa, que establezca criterios realistas que los clubes puedan cumplir.

Barcelona concentra la mayoría de los 400 clubes cannábicos que hay en Catalunya, cada vez más en auge -en 2011 había 40-, y la mayoría de ellos no están integrados ni en la CatFac ni en la otra federación que existe, la FedCac.

Tanto Xaus como Afuera han apelado a los clubes que no están federados, que son la inmensa mayoría, a "cumplir unos mínimos" para poder encajar en la regulación que ahora ha propuesto Salud, y han destacado que los cerca de 60 que sí están federados ya cumplen esos requisitos.

La regulación de Salud contempla la recomendación a los clubes de que se integren en un registro nuevo que se creará para poder tener un control de su actividad y realizar estudios sanitarios en base a macrodatos de los usuarios que no comprometan su identidad.

ENLACE RELACIONADOS:

Los clubes cannábicos no podrán abrir más de ocho horas al día (03/10/14)