11 dic 2018 | Actualizado: 19:10

Las 2.500 plazas sanitarias de Puigdemont "tienen trampa"

El presidente de Cataluña omite en su discurso ante el Parlament que todas son de promoción interna

Carles Puigdemont, presidente de Cataluña, durante una sesión en el Parlament.
Las 2.500 plazas sanitarias de Puigdemont "tienen trampa"
mié 05 octubre 2016. 17.30H
Juanma Fernández
Ninguna de las 2.500 plazas sanitarias para 2017 que Carles Puigdemont ha anunciado este miércoles en el debate de política general del parlament son de nueva creación sino que suponen el paso de médicos y enfermeras en situación de interinidad a personal fijo. Así, la Oferta de Empleo Público (OPE) anunciada por el presidente de la Generalitat no supone en modo alguno un aumento de la plantilla del Instituto Catalán de la Salud (ICS).

Desde el sindicato Metges de Cataluña, su presidente, Jordi Cruz, celebra la apuesta del Govern por dar estabilidad a los profesionales sanitarios pero critica que no se aumente la plantilla de facultativos que, desde el comienzo de los ajustes, “ha perdido a 1.167 médicos”. Así, el representante sindical explica que, a su juicio, ha sido “un anuncio con trampa”.

El presidente de Cataluña ha presentado este lunes varias líneas de acción que entrarían en los presupuestos de la región para 2017, después de que la CUP les vetara los de 2016. Un ‘no’ que para la sanidad catalana supuso la pérdida de los 360 millones de euros que iban a aumentar la partida sanitaria. De estos, hasta 96 estaban destinados para un plan de choque que rebajara las abultadas listas de espera, principal preocupación sanitaria de los catalanes según el Centro de Estudios de Opinión (CEO).
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.