Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 08:25
Autonomías > Cataluña

La sanidad catalana responde a Fernández Díaz: "Pida perdón al país"

Médicos, políticos, sindicatos y pacientes no ocultan su indignación por las palabras del ministro de Interior

Arriba: Jorge Fernández Díaz y Daniel de Alfonso. Abajo: Antoni Comín; José María Puig; Jordi de Dalmases y Conxita Tarruella.
La sanidad catalana responde a Fernández Díaz: "Pida perdón al país"
L.S./C.C./J.F./E.O.
Jueves, 23 de junio de 2016, a las 15:10
La publicación en Público de las conversaciones entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y Daniel de Alfonso, jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña, han revelado que había un supuesto plan del Ejecutivo para asfixiar el sistema sanitario catalán con el fin de lastrar el creciente apoyo a los partidos independentistas. Una conspiración que ha dejado un amargo sabor de boca entre los colectivos sanitarios catalanes. “Les hemos dado en todos los morros con Ramón Bagó, les hemos destrozado el sistema sanitario”, decía De Alfonso en estas grabaciones, que han dejado al actual consejero de Salud, Antoni Comín, “escandalizado”. Así lo ha explicado esta mañana durante una entrevista en Catalunya Radio, donde ha afirmado que ambos deben “pedir perdón al país”.

Comín se ha mostrado verdaderamente sorprendido por el supuesto modus operandi de la mencionada Oficina: “Luchar contra la corrupción es ayudar al sistema sanitario, pero el objetivo parece que no era el control sino destrozarlo y dañar a la sociedad catalana”, ha comentado el dirigente, que ha insistido “que la transparencia y las auditorías” son “puntos clave” de su gestión: “Lo que nos permitirá consolidar nuestro sistema de salud”.

Las palabras del funcionario anticorrupción tampoco han sorprendido a un ex alto cargo de la Consejería de la etapa de Artur Mas, quien ha explicado a Redacción Médica que “era un hecho conocido”, por lo que no le “sorprende”. “Estaba claro que tanta presión hacia el sistema sanitario catalán, tantas críticas, tantas acusaciones de privatización y de corrupción venían de algún sitio y ahora se sabe de dónde”, ha añadido. A lo que ha insistido en que “podemos estar tranquilos con el trabajo que durante años realizamos desde la Consejería, porque siempre actuamos con honradez”. Además ha mostrado su sorpresa porque “quienes utilizaron en su momento toda la información que salía sobre la sanidad catalana, aprovechándose de ello políticamente, sean los que ahora solicitan dimisiones”.

José María Puig, secretario general de Metges de Catalunya, también se ha mostrado muy disgustado con las grabaciones. “Estoy seguro de que todo lo que dicen es cierto porque ese nivel de mezquindad es lo que hay en este país para poner palos en las ruedas de un movimiento político”, ha explicado a este medio. A su juicio, la instrumentalización de la Oficina “es inexcusable” y cree que ambos deberían dimitir. “El ministro, por chapucero y De Alfonso, por utilizar las herramientas públicas para satisfacer a su corazón español”, ha aseverado el dirigente sindical que, sin embargo, recuerda que la merma de la sanidad catalana tuvo sobre todo que ver “con la reducción presupuestaria del 14 por ciento”.

"Es penoso y vergonzoso"

Desde el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, en representación de la farmacia catalana, condenan, “como lo hemos hecho siempre, que cuestiones relacionadas con la salud puedan ser utilizadas con fines partidistas, y que se antepongan al interés de las personas que delegan en partidos su representación. Debemos estar a la altura de lo que cada cuestión merece”. Asimismo, aseguran que ante situaciones como la generada en el periodo al que referían las declaraciones del ministro de Interior en funciones, los farmacéuticos “van a ayudar a preservar un sistema sanitario que es uno de los pilares de nuestra sociedad del bienestar, incluso cuando no hemos cobrado los medicamentos”.

También los pacientes consideran como una “vergüenza” estas declaraciones. Conxita Tarruella, presidenta de la Federación de Esclerosis Múltiple y exdiputada de Convergencia i Unió en el Congreso, ha señalado que “el simple hecho de decir que han destrozado el sistema sanitario merece una penalización”. Tarruella es contundente en su indignación: “El hecho de vanagloriarse de que un sistema sanitario no funcione es penoso, vergonzoso y escandaloso”.  Por eso, pide la dimisión inmediata del ministro y su retirada como cabeza de lista del PP al Congreso por Barcelona.

Ha señalado que los pacientes llevan años exigiendo “que haya mejor acceso a medicamentos, más recursos, igualdad y un mejor funcionamiento del sistema mientras otros se felicitan por destruir el sistema”. En este sentido, ha aludido a la falta de financiación y al traspaso de competencias sin recursos adecuados como unos de los principales problemas que sufre la sanidad catalana. También ha aludido al caso Innova y, aunque recuerda que “todavía está por resolver y se está investigando”, señala que “con esto han hecho mucho daño”.