Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Autonomías > Cataluña

La huelga no afectará a los servicios prioritarios de la sanidad catalana

Coimo por ejemplo, Urgencias, las UCI, las unidades de hemodiálisis, neonatología, partos, radioterapia y quimioterapia

David Elvira, director del Servicio Catalán de Salud (CatSalut).
La huelga no afectará a los servicios prioritarios de la sanidad catalana
Redacción
Martes, 07 de noviembre de 2017, a las 18:50
Las urgencias hospitalarias mantendrán su “normal funcionamiento” en la huelga general de este miércoles como también lo harán unidades especiales como las de cuidados intensivos, hemodiálisis, neonatología, partos, radioterapia y quimioterapia, entre otras, según la orden de Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat que dicta los servicios esenciales.

Publicado en el Diario Oficial de la Generalitat (DOGC), el edicto señala estos servicios para todos los centros y establecimientos catalanes, tanto los que forman parte de la red sanitaria de utilización pública (Xsup) como los que no. También garantiza que se den tratamientos de radioterapia y quimioterapia en situaciones urgentes y de necesidad vital, o bien a criterio del facultativo que atienda al enfermo, y que tendrá que atenderse la actividad quirúrgica “inajornable”.

Los servicios de atención extrahospitalaria garantizarán la asistencia urgente durante su horario habitual con un 25 por ciento de la plantilla, y cuando pertenezcan a servicios privados que no formen parte de la Xsup, mantendrán el personal imprescindible para garantizar la asistencia urgente o inaplazable en el horario habitual, como un día festivo.

El servicio de limpieza mantendrá la actividad normal en áreas de alto riesgo -como las de urgencias, quirúrgicas, de diálisis, de grandes quemados, de enfermos inmunodeprimidos y de prematuros, entre otros-, mientras que el servicio de hotelería y comida tendrá que quedar garantizado.

Los servicios que no estén previstos en la orden funcionarán “con el mismo régimen que en un día festivo”, exceptuando los centros en los que la plantilla sea igual a la de los días laborables, en los que pasará a ser del 50 por ciento, y las farmacias de guardia mantendrán su servicio.