Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:00
Autonomías > Cataluña

Junqueras pide apoyo en Madrid para que Barcelona sea sede de la EMA

El dirigente catalán se reúne con Sáenz de Santamaría y Montoro para pedir el apoyo del Gobierno central

Soraya Sáenz de Santamaría junto a Oriol Junqueras en una reunión reciente en Moncloa.
Junqueras pide apoyo en Madrid para que Barcelona sea sede de la EMA
Redacción
Viernes, 22 de julio de 2016, a las 09:50
Oriol Junqueras, vicepresidente y Consejero de Economía y Hacienda de Cataluña, ha aprovechado su visita a Madrid para reunirse con la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro. Una cita que se ha producido en el Palacio de la Moncloa, a puerta cerrada, y que el número dos del Ejecutivo catalán ha utilizado para tratar con los dirigentes populares la ambición del Govern por lograr que Barcelona sea la nueva sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Una reunión en la que, por primera vez, un dirigente catalán se dirige al Estado central para poner en valor la candidatura barcelonesa. Hasta ahora, Cataluña había descrito esta ambición en el contexto europeo, como guiño a una necesidad de buscar peso específico y aliados ante la que se ha entendido como la legislatura de la ‘desconexión’ de España.

La disputa por la EMA se debe a la reciente votación en el Reino Unido, donde una mayoría de ciudadanos apoyó la salida de la Unión Europea, popularmente conocido como Brexit. Esto obliga a que la EMA tenga que abandonar su sede de Londres y son varias las ciudades que se postulan como nuevo punto neurálgico de la farmacia europea. Solo en España, además de Barcelona; Málaga, Alicante y Alcalá de Henares son otras de las ciudades que se postulan como firmes candidatas.

Junqueras, según el diario ABC, también ha tratado con Sáenz de Santamaría y Montoro la deuda autonómica catalana. El vicepresidente ha conseguido que Cataluña pueda emitir deuda a corto plazo por valor de 680 millones de euros. Por otro lado, el FLA podría asumir parte de la deuda que la Generalitat tiene contraída con entidades bancarias, pasando de corto a largo plazo unos 1.600 millones